Satse contradice las palabras de Casado sobre la situación del Virgen del Mirón

El sindicato denuncia la falta de enfermeras en el turno de noche

FuenteEuropa Press
Imagen de archivo.
loading...

El sindicato de enfermería Satse de Soria ha insistido en que no hay suficientes enfermeras en el turno de noche en el Hospital Virgen del Mirón y ha rechazado las afirmaciones de la consejera de Sanidad, Verónica Casado, quien defendió en el Pleno de las Cortes que está «correctamente atendido» y «suficientemente» dotado de personal para añadir que cumple los criterios de calidad.

Satse Soria, en un comunicado recogido por Europa Press, ha precisado que «una sola enfermera por las noches para atender a casi 30 pacientes crónicos y pluripatológicos y con una fase aguda de sus dolencias no garantiza seguridad asistencial alguna para esos pacientes».

El sindicato ha asegurado que no entiende que esta misma situación se haya producido en el Hospital Santa Bárbara y que en él se haya incrementado en una enfermera la dotación de noches en hospitalización hasta contar con dos por planta, algo que no se hace en el Virgen del Mirón.

A este respecto, ha señalado que este último hospital es de «media y larga estancia» y atiende a pacientes crónicos y pluripatolígicos que se encuentran en una fase aguda y requieren «múltiples» cuidados de enfermeras, que pueden sufrir agravamientos a la vez y que esto puede «complicar» la asistencia.

El Hospital Virgen del Mirón sigue teniendo una sola enfermera para atender durante el turno de noche a 27 pacientes en las unidades de Geriatría y de Medicina Interna, algo que Satse ha recordado que ha denunciado públicamente desde el mes de abril pasado porque supone «un riesgo para la salud» de esos pacientes, una «merma de la calidad» de la asistencia que se puede ofrecer a los mismos y una «sobrecarga de trabajo» para la enfermera, que está sometida a un «enorme estrés».

Asimismo, ha recordado a la consejera que el trabajo de las enfermeras no pueden ser sustituido por técnicos auxiliares de enfermería, como se desprende de sus afirmaciones en las Cortes, porque la normativa deja «muy claro» qué competencias tiene cada trabajador y profesional.

Situación «insostenible» 

«Casado debe tener presente que esta situación es insostenible porque se está poniendo en riesgo la salud de los pacientes ingresados y también la de los profesionales enfermeros que se ven solos durante la noche para atender a numerosos pacientes e incidencias, lo que genera una importante carga de estrés que en nada beneficia la asistencia sanitaria y que conlleva riesgos», ha asegurado el sindicato.

Satse Soria ha recordado a la consejera de Sanidad que la petición que realiza se sustenta en datos y que la ratio de enfermeros por 1.000 habitantes Castilla y León es de 4,31, mientras que en Europa es de 8,8. En el caso de Soria ha concretado que hay unidades de hasta 30 pacientes por la noche atendidos por un solo enfermero, mientras que la ratio «segura» es de seis a ocho pacientes.

La formación insiste en que no se está teniendo en cuenta que estas cifras «tan altas» de pacientes por enfermera «aumentan la morbilidad y el riesgo de mortalidad» en los pacientes y que ya hay estudios internacionales que concluyen que cuando la ratio se sitúa en torno a diez pacientes por enfermera el riesgo de mortalidad puede aumentar 1,37 veces en comparación con una asignación menor de pacientes por cada enfermera y por cada incremento de un 10 por ciento en número de enfermeras en unidades de hospitalización general, disminuye en un 7 por ciento la probabilidad de que muera un paciente hospitalizado.

Así, considera que si la consejera de Sanidad afirma que le «interesa esa zona» debe ser consecuente con sus palabras y atender estas reclamaciones porque siempre «irán en beneficio de los pacientes y de las enfermeras».

A su juicio, aumentar el número de enfermeras y enfermeros en las plantas de hospitalización supone ofrecer una atención «más segura, humana y de mayor calidad para los pacientes», y que serán tratados con los mismos niveles de cuidados independientemente del lugar en el que residan, pero además los profesionales trabajarán con una menor carga laboral, lo que repercutirá «positivamente» en su salud y seguridad en el trabajo y en el sistema sanitario.

No hay comentarios

Dejar respuesta