Nuevos hallazgos en el poblado visigodo de Los Casares

Se abre un nuevo proyecto de investigación enfocado a clarificar el acceso situado en la trasera de una vivienda al poblado en San Pedro Manrique

FuenteEuropa Press

La campaña arqueológica de este verano en el Alto de Los Casares, en San Pedro Manrique (Soria) culminará la excavación de una vivienda visigoda-altomedieval y clarificará el acceso al poblado.

La campaña se ha proyectado en una doble vertiente, ya que por un lado se culminará «satisfactoriamente» un ciclo de excavaciones centrado en la exhumación de una vivienda visigoda-altomedieval, ubicada al sureste del poblado, y por otro se abre un nuevo proyecto de investigación enfocado a clarificar el acceso situado en la trasera de esta vivienda al poblado, que al otro lado de la calle presenta un enorme derrumbe que parece custodiar esta entrada sudeste.

El director del equipo científico, Eduardo Alfaro ha explicado al delegado territorial, Manuel López, que ha visitado este miércoles el yacimiento que de esta forma «se remata de forma sobresaliente, el segundo plan de investigación en el yacimiento propuesto en 2014», ciclo planificado a cuatro años en el que se ha pretendido y logrado profundizar en el oscuro mundo de transición entre la Antigüedad Tardía y la Alta Edad Media.

Alfaro ha indicado, a través de un comunicado remitido a Europa PRess, que se han «conseguidos con creces los objetivos de este plan de investigación», el nuevo incide en clarificar el entramado viario de este sector del poblado, así como la condición y cronología de la estructura situada junto al acceso.

Tras poco más de una década de intervenciones, el yacimiento se ha convertido en una de las referencias arqueológicas provinciales que, año tras año, proporcionan novedades que enriquecen el conocimiento de la historia de la Serranía desde tiempos celtibéricos hasta la alta Edad Media.

El valor de los trabajos de investigación que en Los Casares se llevan a cabo sobrepasa nuestras fronteras provinciales y autonómicas, siendo ya un referente también para los estudios que afrontan ese mismo arco temporal en el sector oriental de la Meseta y el Alto-Medio Ebro.

El poblado, ubicado en el Alto de Los Casares, capitalizó de forma continuada y sin aparentes rupturas todas las tierras del Linares soriano desde su origen, en la plenitud de la etapa celtibérica, y su posterior desarrollo en tiempos romanos, hasta su abandono en la Alta Edad Media.

La entidad del poblado y esta proyección temporal de alrededor de un milenio se clarificó en las actuaciones arqueológicas llevadas a cabo entre 2008 y 2013, en campañas anuales en las que se documentó la dimensión espacial del poblado así como su estratigrafía.

No hay comentarios