Restauración de las pinturas de la iglesia de San Nicolás

Fechadas en el siglo XIII, tienen un gran valor patrimonial por su singularidad temática, ya que representan una curiosa temática iconográfica, como es el martirio de Santo Tomás Beckett de Canterbury

FuenteEuropa Press

La Junta de Castilla y León está a punto de terminar la restauración de las pinturas murales de las ruinas de la iglesia de San Nicolás, en la ciudad de Soria. La empresa Pablo Yagüe Conservación y Restauración es la encargada de realizar estos trabajos, por un montante de 12.463 euros.

Con la intención de preservar estas pinturas y poder conservarlas ‘in situ’, la Junta de Castilla y León y el Ayuntamiento de Soria planificaron una intervención que conlleva la restauración de las pinturas, así como actuaciones en el inmueble, creando protecciones físicas que las protejan de la intemperie y permitan su disfrute y contemplación.

Estas pinturas que restaura la Consejería de Cultura fueron ideadas para decorar un absidiolo o capilla en el interior en la iglesia de San Nicolás. Fechadas en el siglo XIII, tienen un gran valor patrimonial por su singularidad temática, ya que representan una curiosa temática iconográfica, como es el martirio de Santo Tomás Beckett de Canterbury.

Tras el derrumbe de la iglesia en la segunda mitad del siglo XIX, las pinturas permanecieron a la intemperie, aunque afortunadamente fueron emparedadas en fecha indeterminada presumiblemente para facilitar su conservación.

Así permanecieron hasta 1977, año en el que fueron descubiertas, quedando expuestas a unas duras condiciones climatológicas exteriores que nada tenían que ver con el espacio interno, hoy en ruinas, para el que fueron concebidas.

Proceso de restauración

El proceso realizado hasta el momento comenzó con la limpieza inicial de las pinturas y toda la hornacina. Los trabajos posteriores han sido de protección provisional de las zonas que se encontraban debilitadas, consolidación de los estratos del soporte, consolidación y fijación de la pintura existente, limpieza definitiva de la superficie pictórica y eliminación de los materiales empleados en la protección previa.

Finalmente, estudiado el sistema de protección mediante el acristalamiento y el planteamiento inicial de aplicación de filtros, se ha optado por mantener el ya existente, puesto que las características técnicas del actual, con triple vidrio y doble protección de seguridad y filtro, protegen de más de un 90% de los rayos nocivos ultravioletas.

Actualmente se están realizando análisis específicos de las pinturas y se elaborará, junto al preceptivo informe final, una propuesta de mantenimiento para el futuro.

No hay comentarios