La Junta otorga el Premio de Comercio Tradicional a la Librería Cervantes

En un acto celebrado en el Centro de Soluciones Empresariales de la Junta en Arroyo de la Encomienda

FuenteEuropa Press
loading...

El consejero de Empleo e Industria, Germán Barrios, ha entregado a la Librería Cervantes, de Segovia, el galardón autonómico de los XII Premios de Comercio Tradicional que otorga la Junta a las mejores prácticas desarrolladas en Castilla y León por las pymes del sector. El acto se ha celebrado en el salón de actos del Centro de Soluciones Empresariales de la Junta en Arroyo de la Encomienda (Valladolid).

La empresa ha sido seleccionada entre las nueve que también han sido distinguidas dentro de este certamen, en el que se elige el mejor proyecto de cada provincia. Estas distinciones pretenden reconocer la excelencia empresarial dentro de una actividad económica relevante para la Comunidad en términos de generación de riqueza y de empleo.

En el caso de la Librería Cervantes, los méritos más destacados son su dilatada trayectoria –fundada en 1906 y regentada en la actualidad por la cuarta generación de propietarios–, su capacidad para diversificar su oferta y crecer, y su apuesta por la calidad. Prueba de esto último es que el establecimiento cuenta con el sello de Calidad de Librerías, otorgado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, y con el de Referencia Cultural, expedido por la Junta.

Estos son algunos de los atributos que le han hecho merecedor del premio en la categoría autonómica, por el que ha recibido 9.000 euros en metálico y una escultura de Gonzalo Coello. El jurado que ha elegido esta propuesta como la mejor de la Comunidad, entre los nueve Premios de Comercio Tradicional de la duodécima edición, ha estado compuesto por Luis del Hoyo, director general de Comercio y Consumo; Enrique Olivieira Román, en representación del Consejo de Cámaras de Comercio; Miguel Soria Zeña, en nombre de la Confederación Empresarial Regional de Comercio de Castilla y León (Conferco), y técnicos de la Junta.

Por su parte, los tribunales encargados de fallar los galardones en las categorías provinciales han estado integrados por personal de los servicios territoriales de Industria, Comercio y Economía del Gobierno autonómico, de la Cámara Oficial de Comercio de cada territorio y de la patronal Conferco. Cada premio tiene una dotación de 3.000 euros.

El premio en Ávila ha sido para Autoservicio Gredos Alimentación Martín Martín Blázquez, un negocio familiar fundado en 1960 y dedicado a la producción y venta de cárnicos y sus derivados. Destaca por la calidad de sus productos -que llevan el sello ‘Ávila Auténtica’-, así como por su amplia variedad -adaptada a los gustos y necesidades del consumidor, como prueba su gama de embutidos para personas con intolerancias-. La empresa ha crecido en los últimos años, ha mejorado sus instalaciones y está abriendo nuevos canales de venta a través de redes sociales.

El galardón en Burgos ha recaído en Campomar Suministros, una tienda de Briviesca que comercializa suministros industriales, artículos de ferretería y maquinaria de jardín. En sus 32 años de existencia se ha convertido en un ejemplo de buenas prácticas, premiando la fidelidad de sus clientes con cursos de formación en los que les enseña a manejar los productos que vende. La empresa está totalmente digitalizada, tanto desde el punto de vista de la gestión como de la comercialización, a través de una avanzada página web.

La pyme ganadora en León es Patatas Marcos. Cuenta con dos establecimientos en la capital leonesa que sobresalen por su cuidada imagen y estética. Ha diversificado su oferta, añadiendo a los productos artesanales de calidad -que fueron la base del negocio familiar- otros adaptados a los gustos y tendencias nutricionales del consumidor actual, como los alimentos ecológicos y los aperitivos saludables. En los meses de verano, organiza reuniones explicativas para fomentar el consumo de materias primas de la provincia.

San Luis ha sido el comercio distinguido en Palencia. Su primer establecimiento, dedicado a la venta de tejidos de confección, data del año 1870. En 2015, se trasladó a la céntrica calle Mayor de la capital palentina con una imagen más renovada y moderna, aunque sin renunciar a sus orígenes. La tienda, también presente en Internet, está regentada actualmente por la quinta generación de propietarios y es referente tanto por la especialización en textil de hogar, como por la profesionalización en la atención al cliente. El proceso de ventas está totalmente informatizado y la empresa trabaja ahora en incorporar un módulo de realidad virtual a su programa de diseño.

En la provincia de Salamanca el reconocimiento ha sido para Calzados Club Verde, una compañía creada en la década de los 50 que se caracteriza por ofrecer soluciones adaptadas a las dolencias del pie. La empresa es pionera en el uso de un sistema de gestión de pedidos y albaranes, OdaGest, con el que efectúa un control eficiente sobre las ventas, tanto ‘online’ como ‘offline’.

Librería Cervantes, fundada a principios del siglo XX, es la empresa galardonada en Segovia. En el año 1953, publicó una pionera guía turística, ‘Monumentos de Segovia’, que le sirvió para relanzar su línea editorial; una actividad que ha ido diversificando a lo largo de los años, comercializando en la actualidad todo tipo de libros y artículos de papelería. Además de contar con su propia página web, está adherido a la plataforma digital de la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros. Finalmente, como ejemplo de responsabilidad social, ha patrocinado distintas iniciativas de promoción del arte, el patrimonio y la cultura.

El premio en Soria ha sido para Numanguerrix, una marca que nace en las redes sociales y se inspira en los motivos de la iconografía numantina para fabricar originales artículos de menaje, regalo y objetos decorativos. La empresa, ganadora este año del Premio a la Mejor Campaña de Publicidad de España en la categoría ‘on line’, demuestra su compromiso social al incorporar a su establecimiento productos artesanales realizados por personas con diversidad funcional. El comercio es puntero en el uso de nuevas tecnologías aplicadas a su modelo de negocio.

En Valladolid, el galardón ha recaído en Comercial Ulsa, dedicada a la venta de material de ferretería, suministro industrial, almacenaje y vestuario laboral, y especializada en la indumentaria de protección frente a riesgos laborales. En sus casi 40 años de trayectoria, la empresa ha ganado tamaño -particularmente tras la apertura de sus nuevas instalaciones en el polígono de San Cristóbal de la capital en 2007- y está comprometida con la formación continua de sus trabajadores. Ha abierto un taller de impresión y bordado para diferentes soportes. La gestión del negocio está totalmente digitalizada y dispone de la certificación de calidad ISO 9001.

Para finalizar, la pyme comercial distinguida en Zamora ha sido Ferreterías Ferrogal. Destaca por la amplia variedad de servicios que ofrece al cliente, como los envíos a domicilio con tarifa plana; la instalación y reparación; el Click&collect, es decir, la posibilidad de comprar ‘on line’ y retirar el producto en la tienda física, o el quiosco interactivo, a través del cual el comprador puede consultar la información más completa en una base de datos con 30.000 artículos. Desde el punto de vista de la gestión, el establecimiento utiliza un sistema ERP (de planificación de recursos empresariales, por sus siglas en inglés), lo que le permite tener automatizados todos los procesos. Acreditada con el certificado UNE-175001, la empresa está volcada en la formación y comprometida con el medio ambiente (colabora con Ecoembes y utiliza iluminación LED menos contaminante). También ha desarrollado una aplicación móvil y es muy activa en redes sociales para facilitar las relaciones con sus clientes.

No hay comentarios

Dejar respuesta