Hallan restos arqueológicos celtibéricos en la provincia de Segovia

El proyecto Eresma Arqueológico constata vestigios de viviendas de hace 2.200 años

FuenteEuropa Press
Restos arqueológicos./ Europa Press

El proyecto Eresma Arqueológico ha constatado vestigios de viviendas celtibéricas, del siglo II A.C., que fueron arrasadas por el fuego en el yacimiento del Cerro Tormejón, ubicado en el municipio de Armuña (Segovia) y sobre el que se ha vuelto a trabajar 42 años después de las últimas investigaciones realizadas.

El Cerro Tormejón es un castro fortificado con una «dilatada» cronología que arranca desde el III milenio antes de Cristo y llega hasta el siglo XV y en el que destaca la ocupación celtibérica (siglo V al I A.C. ) y visigoda (siglos V al VII D.C.) del enclave como más representativas y en las que se centraron las primeras intervenciones arqueológicas llevadas a cabo en 1977 por parte de uno de los directores de la presente campaña de 2019, Francisco Gozalo Viejo.

«El Cerro Tormejón es un emplazamiento único en la provincia de Segovia por la secuencia de acontecimientos que allí se han producido a lo largo de más de 4.000 años. Vamos a poder ver de una forma sistemática cual ha sido la evolución de las formas de vida a lo largo de diferentes periodos protagonizados por distintas culturas desde la Prehistoria hasta el final de la Edad Media», señala Francisco Gozalo a Europa Press.

Gozalo recuerda como hace 42 años, recién acabada la carrera y en compañía de la arqueóloga Paloma Martín Amorós, realizaron unas primeras intervenciones, desde el departamento de prehistoria de la Universidad Autónoma de Madrid, que a la postre se convirtió en su tesis de licenciatura. «Cuatro décadas después, hemos vuelto a revisar todo el trabajo que hicimos por aquellas fechas. Además, este proyecto ha permitido estrechar lazos entre vecinos de diferentes municipios y que jóvenes y mayores colaboraran para avanzar en un proyecto con unos resultados excelentes», mantiene Gozalo.

El actual equipo investigador se nutre de profesionales venidos la Universidad de Valladolid, Cantabria y Autónoma de Madrid (UAM), además de contar con el asesoramiento científico de Joaquín Barrio, catedrático de Prehistoria y Arqueología de la UAM, «gran conocedor» del yacimiento que aporta su dilatada experiencia al proyecto.

Durante el mes de septiembre, se han documentado vestigios constructivos de época visigoda que se asientan sobre los restos de una vivienda de época celtibérica, datada en torno a siglo II A.C., de grandes dimensiones y arrasada completamente por el fuego.

«En enclaves de estas características, es habitual encontrar un solapamiento de viviendas celtibéricas levantadas con adobe y dispuestas unas sobre otras. En este caso, la particularidad, radica en la constatación de su ruina debido a un incendio. Las razones que explican este hecho van desde un incendio accidental, hasta el arrasamiento de la vivienda de forma violenta. No olvidemos que las fechas en que se incendia, coinciden con las diferentes campañas de conquista por parte de las tropas romanas, si bien, de momento, hemos de ser cautelosos a este respecto», apunta Raúl Martín Vela, codirector de las excavaciones.

En definitiva, el Cerro Tormejón y el Proyecto Eresma Arqueológico, ilustran «perfectamente» las nuevas formas de entender el patrimonio arqueológico presente en el medio rural, impulsado, en este caso, por el Ayuntamiento de Armuña, y que busca utilizar sus recursos patrimoniales como herramienta vertebradora de un paisaje que reivindica «su derecho a existir frente al drama de la despoblación», mantiene Martín Vela.

Esta campaña cuenta con la financiación del Consistorio de este municipio y el patrocinio de Cervezas Estrella Damm, en una apuesta por la revitalización del medio rural a través de la investigación y difusión del patrimonio arqueológico del enclave y que se suma al proyecto Eresma Arqueológico, que aglutina los yacimientos de ‘La Peña del Moro’ en Navas de Oro; ‘Dolmen de Santa Inés’ en Bernardos y la Villa romana de Matabuey en Nava de la Asunción, enclaves arqueológicos y municipios unidos por el río Eresma.

No hay comentarios

Dejar respuesta