La abstención de Ciudadanos permite aprobar los presupuestos en Segovia

Un total de 69,3 millones de euros

FuenteEuropa Press
El Ayuntamiento de Segovia.
loading...

El Pleno del Ayuntamiento de Segovia ha aprobado los presupuestos para 2017 tras el acuerdo alcanzado por el equipo de Gobierno y Ciudadanos, que ha llevado a la abstención a los dos ediles de esta formación para aprobar unas cuentas que ascienden a 69.379.280 euros, un 3,61% más que el pasado año, como ha destacado la alcaldesa, Clara Luquero.

Asimismo, la alcaldesa también ha remarcado que el nivel de endeudamiento desciendo del 47,4% al 45,16%, «treinta puntos por debajo» del tope permitido por ley.

No obstante, Luquero ha reconocido que la capacidad inversora del Consistorio está «coartada», no solo por los pagos que afrontan las arcas municipales por diversos fallos judiciales, sino por la merma en las aportaciones de otras administraciones públicas. Un argumento que ha sido criticado por grupos de la oposición, como los del Partido Popular (PP) y UPyD-Centrados en Segovia.

En cualquier caso, la alcaldesa se ha congratulado de que las cuentas garanticen seguir prestando todos los servicios básicos y «no a costa» de elevar la presión fiscal, puesto que las tasas y precios públicos están «congelados», según ha apostillado.

Tampoco en ese punto han coincidido populares y UPyD. Sus portavoces han puntualizado que si el censo de la capital ha descendido y el Ayuntamiento va a ingresar más por vía impositiva, la única explicación es que la presión fiscal se incremente.

En cuanto al gasto, Clara Luquero ha destacado el que se destinará a la renovación del servicio de autobuses urbanos. De los alrededor de once millones contemplados en el capítulo de inversiones, se emplearán cantidades en el abono de justiprecios derivados de sentencias en las que se han alcanzado acuerdos de pago, como ha reconocido.

También se tendrá que pagar la liquidación del contrato del aparcamiento de José Zorrilla, la segunda fase de las obras de la avenida de la Constitución y reanudar las obras del edficio de Emprendedores del Círculo de las Artes y la Tecología (CAT), objeto de uno de los puntos del acuerdo entre PSOE y Ciudadanos. Luquero ha explicado que el presupuesto permite «afrontar las sentencias» y, al mismo tiempo, continuar con los proyectos previstos, aunque «no al ritmo deseado».

Por su parte, el concejal de Hacienda y portavoz socialista, Alfonso Reguera, ha recordado que no todas las inversiones se reflejan en el capítulo VI y que el Consistorio también las lleva a cabo en el ámbito social.

La portavoz de Ciudadanos, María José García Orejana, ha defendido su pacto con el equipo de gobierno. Aunque ha reiterado que las cuentas «no gustan» a la formación naranja, han permitido su aprobación por ser la opción «menos mala», desde la «firme creencia» de que prorrogar el presupuesto de 2016 sería «peor».

Después de que el equipo de gobierno haya calificado esa postura como «responsable», desde el grupo popular, Raquel Fernández ha aclarado que la responsabilidad de sacar adelante el presupuesto es del equipo de gobierno y no ha «consentido» que se acuse al resto de la oposición de intentar paralizar el trámite. Así, ha apuntado la opción de prorrogar temporalmente el anterior, el «tiempo justo» para hacer un proyecto «adecuado».

Fernández se ha referido a la «delicadísima» situación económica del Ayuntamiento y ha censurado que el equipo de gobierno no haya buscado «desde hace meses» elaborar unas cuentas de consenso para no presentar «las suyas, las del PSOE» para después «mendigar apoyos».

Igualmente, la portavoz del PP ha acusado a su homóloga de Ciudadanos de buscar «su minuto de gloria» y haber «vendido» su apoyo «muy barato». Raquel Fernández ha definido a María José García Orejana como un «verso suelto» dentro de su formación.

Además, la representante popular ha señalado que el capítulo de ingresos está «inflado» en 5 millones de euros y ha concluido que se trata de los «peores» presupuestos de los 13 años de gobierno socialista en la ciudad.

Por otro lado, el portavoz de Izquierda Unida, Ángel Galindo, se ha defendido, después de que Reguera le acusara de alinearse para votar con la derecha. El edil de la coalición de izquierdas le ha recordado el pacto de los socialistas con Ciudadanos. Galindo también ha mantenido que su voto en contra no es un «chantaje ni un bloqueo», sino «coherente» al considerar que los presupuestos se alejan de los principios que defiende su formación.

El tono del debate ha continuado y la portavoz del PP ha resumido que se trata de unos presupuestos «forzados por pufos, pleitos» y por la gestión socialista de los últimos años. Según Raquel Fernández el «97% de las sentencias» que encaran las arcas municipales son responsabilidad del PSOE, que mientras exige a los ciudadanos un «altísimo esfuerzo fiscal».

No hay comentarios

Dejar respuesta