“Fue muy duro. Era un ser humano descuartizado”

Afirmó en el juicio que el más grande de los perros "parecía un león" y que la mayoría daban idea de que eran muy peligrosos

FuenteJavier Vicente
loading...

El guardia civil instructor de las diligencias del caso por el que unos perros mataron a un hombre en Santa Marta de Tormes aseguró en el juicio que se ha celebrado este miércoles en la Audiencia Provincial de Salamanca que el 26 de febrero de 2017 no será fácil de olvidar. De hecho, según sus declaraciones, será imposible ya que aquel día “fue muy duro” al ver a un hombre “descuartizado por unas fieras”.

Así se ha expresado a preguntas de las partes, donde también expresó sus discrepancias con que a los perros no se les considerara especialmente peligrosos a simple vista. De hecho, el más grande de todos, de nombre ‘gordopila’, “parecía un león”, según declaró. “Era como una piedra. Solo verlo daba miedo”, afirmó.

Tal era el caso que en el momento de realizar la prueba de ADN, el propio dueño, que sujetaba a los perros, le puso un bozal. “A ese no lo controla ni él pero yo no entiendo de razas”, confesó, aunque también alegó que había visto anteriormente a perros mastines y este no se parecía en “nada”. Sobre el resto de perros también afirmó que parecían feroces a excepción de uno de color canela. “Todos percibimos que eran animales muy peligrosos”.

Además, también apreció que el ahora acusado de un homicidio imprudente por la muerte del hombre “estaba abatido” y “muy mal” en el momento de lo sucedido.

No hay comentarios

Dejar respuesta