La aplicación ‘VeriPol’ delata a una mujer que se inventó un ‘tirón’

La infracción se detectó por contradicciones en sus manifestaciones y por la utilización de la aplicación informática

FuenteRedacción
loading...

Agentes de Policía Nacional han investigado a una mujer de 49 años, como presunta autora de un ilícito de simulación de delito, por denunciar haber sido víctima de un robo con violencia por el procedimiento del tirón, que resultó inexistente. La infracción se detectó por contradicciones en sus manifestaciones y por la utilización de la aplicación informática ‘VeriPol’, herramienta que fue puesta en funcionamiento en octubre de 2018 y contribuye a mejorar los índices de casos resueltos en delitos de robo con violencia e intimidación o tirones. La denunciante acabó reconociendo que presentó la denuncia para tener cobertura del seguro.

La denuncia fue presentada el pasado día 15 y en la misma refería que acababa de salir de una cafetería de la Plaza de la Libertad con una amiga y que cuando se despedía de ella en la calle Concejo, un chico que pasó junto a ellas le arrebató el bolso que llevaba en la mano, dándose la fuga a la carrera. Aseguró que en el bolso llevaba su documentación, una cartera con 450 euros y tres juegos de llaves, de dos viviendas y de su lugar de trabajo.

Esta denuncia originó una investigación y la utilización de la aplicación informática ‘VeriPol’, herramienta implantada para efectuar una estimación de probabilidad de que una denuncia por robo con violencia e intimidación o tirón sea falsa, principalmente mediante el análisis del texto de la denuncia, con el doble objetivo de desalentar a los ciudadanos de presentar denuncias falsas, previniendo la comisión de estos delitos y también de evitar el uso innecesario de recursos policiales, optimizando el esfuerzo y el tiempo en otras tareas.

Además, las contradicciones detectadas en la ampliación de sus manifestaciones en dependencias policiales y el contraste con las aportadas por su amiga, dejaron constancia de indicios de falsedad, reconociendo finalmente que el tirón denunciado no había existido, que en realidad había dejado el bolso olvidado en la cafetería y se lo habían sustraído y que había presentado la denuncia en los términos que había expuesto para tener cobertura del seguro, aunque inicialmente había manifestado que ignoraba si el seguro le cubría este tipo de hechos.

No hay comentarios

Dejar respuesta