Detenidas por el hurto de prendas por valor de más de 300 euros

Quitaban las alarmas y etiquetas y salían de los establecimientos de la calle Toro sin pagar. Llegaron a agredir a una vigilante de seguridad

FuenteJavier Vicente

La Policía Nacional ha detenido a tres mujeres por varios hurtos cometidos en establecimientos comerciales de la calle Toro. Según fuentes policiales, las detenciones se produjeron al ser descubiertas con varias bolsas repletas de productos de los que se venden en la tienda sin pasar por caja, así como de otros establecimientos. Estos eran prendas de textil, así como productos de droguería e higiene. Su modus operandi era el de retirar las etiquetas de las prendas textiles, que luego se pudieron localizar en el interior de un gorro de un abrigo de niño.

Los hechos se produjeron el pasado 2 de octubre cuando la Policía recibió una llamada minutos antes de las 11 horas donde se refería que la vigilante de seguridad de uno de los establecimientos había sido amenazada y agredida por cuatro mujeres al tratar de impedir que se produjera el hurto.

Según cuenta, una de estas mujeres le dijo en el momento que le llamaba la atención que estaba harta de que la vigilara y que se sentía acosada. Acto seguido, las cuatro mujeres arremetieron contra la vigilante, empujándola hasta la vía pública. Sin embargo, la propia trabajadora pudo arrebatar dos de las bolsas que llevaban las mujeres, que lograron huir con el resto. Estas bolsas estaban forradas de papel aluminio para tratar de eludir los sistemas de alarma y pasar los arcos de seguridad. En su interior había prendas por valor de más de 200 euros.

Ante ello, los agentes comenzaron una investigación que les llevó a la salida de otro establecimiento en la que tres de las mujeres trataban de hurtar más productos. De esta manera, se produjo a la detención de las mismas, que también habían sustraído otros efectos con más de 30 euros de valor.

Sin embargo, el vigilante de seguridad de este establecimiento advirtió a los agentes también que habían dejado tres bolsas a la entrada del establecimiento que resultaron estar llenas de más productos hurtados, en este caso en Cash Converter, por valor de más de 120 euros.

Entre las pertenencias personales de las autoras se les interviene, además, un gancho de metal, unas tijeras y una navaja, que los utilizaban para quitar las alarmas de las prendas.

No hay comentarios

Dejar respuesta