La caída libre de Lírico con brutal agresión a una salmantina incluida

Tras ingresar en prisión por aquel episodio, el rapero ha golpeado a un compañero de celda

FuenteJavier A. Muñiz
Imagen promocional de Lírico / EP

Natural de la provincia salmantina, fan de Violadores del Verso, a sus 27 años una joven fue a toparse con la peor versión de uno de sus ídolos. Poco se sabe de los sucedido entre ella y David Gilaberte, más conocido como Lírico, el pasado 5 de agosto, aunque bastante sobre sus consecuencias. Graves lesiones para ella, que le llevaron a la UCI, y el ingreso en la prisión de Castellón para él, donde permanece desde el día en que ocurrieron los hechos.

Fue él mismo quien llamó a los agentes, según fuentes policiales, para denunciar que estaba siendo molestado por la mujer. Sin embargo, aseguró que ella se había ido por un descampado, cuando en realidad, la investigación apunta a que la golpeó y la dejó tirada en una zanja donde fue encontrada minutos después. Hechos por los que ha ingresado en la cárcel castellonense.

Según publica el diario El País este miércoles, Lírico, conocedor del éxito como parte de su grupo, y también con sus trabajos en solitario, atravesaba por una depresión en Alcossebre, donde residía sin compañía desde hacía dos años. Su rastro errático y difícil de descifrar en redes sociales y algunos testimonios recogidos por el citado diario en el lugar indican que no estaba pasando por su mejor momento.

Algunos de esos vecinos apuntan, sin justificar la agresión, que la joven salmantina merodeaba la casa del cantante con frecuencia y que se afanaba en llamar su atención. El propio Lírico, en su exposición de los hechos ante los agentes de la Policía Local de Alcalá de Xivert, aseguró que le acosaba y que había llegado a lanzarle piedras y a dejarle excrementos en la puerta de su casa.

Los antecedentes policiales de Gilaberte, eso sí, no dibujan una persona que tenga una estrecha relación con el crimen o la violencia. Salvo un episodio ocurrido en Orpesa del Mar tras el que fue denunciado por una mujer por agresión sexual y después, de nuevo, por quebrantar la orden de alejamiento de esa misma mujer. El rapero también tiene una denuncia por consumo de hachís en la vía pública. Nada más.

Ahora, en la prisión, su estado emocional no parece haberse calmado. Toda vez que, según han publicado diversos medios, el pasado sábado protagonizó un incidente con su compañero de celda. Después de comer y, ante informaciones aparecidas en televisión sobre su encarcelamiento, Lírico respondió con una bofetada a un comentario del otro recluso causándole heridas leves. Aún así, el rapero permanece en el módulo de respeto a la espera de que haya una resolución para su caso.

Mientras la joven, cuya identidad no ha trascendido, salió de la UCI y fue trasladada a un centro médico salmantino donde se recupera de las lesiones causadas por el rapero.

Kase.O: “Se puede denunciar sin hacer apología de la violencia”

No hay comentarios

Dejar respuesta