Pesadilla para una mujer de 88 años en Salamanca

Un detenido por tirar al suelo y robar el bolso a una mujer de avanzada edad

FuenteEuropa Press
Imagen de archivo de la Policía Nacional

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Salamanca a un hombre de 43 años por delito de robo con violencia y lesiones, tras presuntamente apoderarse por el procedimiento del «tirón» del bolso de una mujer de 88 años, a la que tiró al suelo y arrastró junto con su marido, de la misma edad, y ambos resultaron lesionados.

Según fuentes de la Comisaría Provincial, la detención se practicó por la colaboración del empleado de un supermercado que siguió al autor, al reconocerlo por un hurto que también había efectuado en su establecimiento.

En concreto, los agentes acudieron a la confluencia de la calle Ecuador con el Paseo del Rollo, al recibirse llamadas en el 091 que alertaba de un tirón a una pareja de ancianos y de que el presunto autor se había dado a la fuga.

A su llegada, los policías constataron por manifestaciones de víctimas y testigos que cuando caminaban cogidos del brazo, un hombre les sorprendió por detrás y dio un fuerte tirón del bolso que la mujer llevaba colgado en «bandolera», motivo por el que ambos cayeron al suelo y fueron arrastrados hasta golpearse con un kiosco, tras lo que el autor se dio a la fuga con el bolso.

Por ello, los agentes desplazados hasta el lugar de los hechos solicitaron una ambulancia para la asistencia de las víctimas, que fueron trasladadas al complejo hospitalario, donde fueron atendidas por contusiones y traumatismos.

La Sala del 091 recibió poco después el requerimiento telefónico de presencia policial del empleado de un supermercado que estaba siguiendo en la Avenida de Italia al presunto autor de un delito de hurto en su establecimiento, perpetrado el día anterior, al que había reconocido.

Cuando llegaron los agentes comprobaron, por las características físicas y la ropa que vestía, que el individuo al que seguía era el presunto autor del tirón referido, a pesar de haberse puesto una sudadera para tratar de eludir su posible reconocimiento.

Tras la detención, en el cacheo de seguridad efectuado, los policías comprobaron que tenía en su poder una cartilla de ahorros y una pequeña cantidad de dinero, y entonces él reconoció que era el autor de los hechos.

No hay comentarios