Cobra 35.000€ por una parcela que no era suya en Aldeatejada

Condenada una mujer por la Audiencia Provincial de Salamanca

FuenteEuropa Press

La Audiencia Provincial de Salamanca ha condenado a dos años de prisión a una mujer por vender y cobrar 35.000 euros por una parcela que no era de su propiedad, en el término municipal de Aldeatejada (Salamanca).

Según la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, la condenada por un delito de estafa continuada, A.C.P.V. y nacida en 1977, tendrá también que devolver la cantidad recibida, más los intereses estipulados, y pagar las costas del procedimiento.

Los hechos ocurrieron el 4 de abril de 2013, cuando una pareja interesada en comprar el terreno firmó un contrato de arras, en cuyo momento entregó 24.000 euros de los 80.000 euros pactados por la venta.

A continuación, comenzó a pagar 500 euros mensuales, con el objetivo de completar en un plazo de unos 60 meses el coste total para, desde ese momento, la pareja de compradores ser ya propietaria de la parcela.

Además de presentar la copia de la escritura, la ahora condenada también hizo lo mismo con el contrato, supervisado por abogados y por una profesional de la compra venta de inmuebles, un documento que tenía estipulado que, en el caso de que los compradores no cumpliesen lo acordado, se quedarían sin el terreno y la cantidad ya pagada, y la otra parte, en el caso de echarse para atrás en la operación, tendría que devolver el doble de lo abonado.

Según la sentencia, las víctimas del delito de estafa, cuando ya habían pagado 22 mensualidades -11.000 euros-, más los 24.000 de inicio, trataron de ponerse en contacto en «numerosas ocasiones» con A.C.P.V., algo que no consiguieron, por lo tanto, pidieron una nota informativa en el Registro de la Propiedad, donde conocieron que la parcela pertenecía a otras personas distintas.

Tal y como recoge el documento judicial, A.C.P.V. fue propietaria del terreno, de ahí la copia de la escritura, pero solo hasta diciembre de 2011, cuando pasó al Banco Popular, entidad que luego vendió la finca a otro ciudadano. Posteriormente, ya sin tener la propiedad, pasó a venderla por 80.000 euros.

No hay comentarios