Interceptado un conductor temerario tras sembrar el pánico por el centro

La Policía Local de Salamanca ha denunciado también a un pasajero que se dio a la fuga y que portaba una navaja de grandes dimensiones y tres dosis de cocaína

La Policía Local ha denunciado a un conductor de 22 años de edad, L.M.S., que circuló de forma negligente y temeraria por varias calles del centro de la ciudad. Este joven, al volante de un Ford todo terreno, fue observado por una patrulla de la Policía Local cuando circulaba a gran velocidad por la calle Consuelo, con riesgo de perder la tracción y el control del vehículo y con grave peligro para los usuarios de las vías públicas.

Al advertir la presencia del coche patrulla policial, intentó darse a la fuga acelerando de nuevo bruscamente. Tras una rápida persecución, que discurrió por la calle Consuelo, la plaza de Colón, las calle San Pablo y Juan de la Fuente y el paseo del Rector Esperabé, fue finalmente interceptado en el Teso de San Nicolás, denunciado por conducción temeraria y también por circular con el seguro obligatorio caducado y sin la tarjeta de inspección técnica en regla. El vehículo fue inmovilizado y retirado por la grúa municipal. Los hechos, que pueden ser constitutivos de delito, ocurrieron a las cuatro de la madrugada de hoy miércoles, día 17 de abril.

Al producirse la intercepción del vehículo por parte de la patrulla de la Policía Local, uno de los ocupantes del mismo, E.S.M., de 21 años de edad, se dio a la fuga a pie, siendo alcanzado por un agente. Portaba una navaja de grandes dimensiones que arrojó al suelo en su huida, así como tres dosis de cocaína de las que también intentó desprenderse. Fue denunciado por infracciones a la ley de Protección de la Seguridad Ciudadana al portar objetos peligrosos y por tenencia de estupefacientes.

No hay comentarios