Compraba y vendía en su casa joyas de dudosa procedencia

La Policía Nacional ha detenido a un varón por delitos de receptación y resistencia a los agentes de la autoridad

FuenteRedacción
loading...

Agentes de Policía Nacional han detenido a un varón de 59 años, como presunto autor de delitos de receptación y de resistencia a agentes de la autoridad, tras la intervención en un registro efectuado en su domicilio de numerosas joyas, dinero, documentación y efectos que presuponen la actividad ilícita. El detenido utilizaba la vivienda para la compra y venta de joyas, tras anunciarse en páginas de Internet como negocio de compraventa de oro.

La investigación se inició en virtud de denuncia efectuada por una mujer en la que refería que por problemas de adicción a los juegos online de un hijo, éste le había sustraído numerosas joyas de su domicilio, de un alto valor económico y sentimental. Como consecuencia de la denuncia, el Juzgado de Instrucción número cuatro de Salamanca abrió diligencias previas para el esclarecimiento de los hechos, ordenando la práctica de gestiones a los agentes.

Las investigaciones permitieron conocer que las joyas sustraídas habían sido vendidas a un varón que se anunciaba en diversas páginas de Internet como “COMPRO ORO”, figurando como sede del negocio su domicilio, sito en la calle Silencio de la localidad de Santa Marta de Tormes, pero sin que el mismo estuviera registrado legalmente, careciendo de las medidas de seguridad que se requieren en este tipo de establecimientos y de libro registro para las operaciones efectuadas, por lo que su actividad no podía ser fiscalizada por las medidas que la normativa establece para su control por las fuerza de seguridad. La investigación de su actividad y las referidas irregularidades, apuntaban a una presunta actividad ilícita.

Registro, detención e intervención de efectos

Los agentes, con mandamiento judicial y la presencia del Letrado de la Administración de Justicia, practicaron un registro durante la mañana del pasado día 2 en el domicilio del investigado, en el transcurso del cual se procedió a la intervención de numerosas bolsas y cajas con piezas y piedras de joyería, un ordenador portátil y diversa documentación referida a la gestión del negocio, básculas de precisión, productos químicos y un aparato eléctrico utilizado para testar metales y piedras preciosas, además de 17.925 euros. Los efectos intervenidos y el dinero se encontraban distribuidos en las distintas habitaciones de la vivienda, en armarios empotrados y en distintos muebles.

La práctica del registro contó en todo momento con la oposición, tanto para facilitar la entrada como posteriormente en la requisa de las estancias, del varón investigado y detenido y de su pareja, que ofrecieron en todo momento resistencia a la actuación, llegando incluso ésta a golpear a uno de los agentes, sin ser detenida en ese momento por no tener familia en la ciudad que pudiera hacerse cargo de su bebé de 6 meses y de otro hijo que en el momento del registro se encontraba en el colegio.

Dentro de las joyas intervenidas se han sido recuperadas parte de las que figuraban en la denuncia inicio de la investigación, que han sido entregadas en depósito a su propietaria, aunque a disposición de la autoridad judicial.

Las joyas, el dinero y los efectos incautados, las irregularidades de la actividad, la transformación y manipulación que se ha observado que presentan alguna de las joyas denunciadas, así como el nivel de vida y el volumen de las operaciones reflejadas en la documentación intervenida presuponen que el detenido se dedica a receptar joyas procedentes de ilícitos contra el patrimonio, que posteriormente pueden ser vendidas, transformadas o fundidas para convertirlas en nuevas piezas y dificultar la determinación de su procedencia.

El detenido ha sido puesto a disposición judicial, continuando abierta la investigación para determinar la procedencia de todos los efectos intervenidos y la posible implicación de otras personas en la actividad delictiva.

No hay comentarios