Detenido un joven por un ‘robo en familia’ en una vivienda

Participó junto a su madre, su prima y una menor en el robo en una vivienda de Salamanca

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Salamanca a un joven de 18 años por presuntamente participar junto a su madre, su prima y una menor en el robo en una vivienda de Salamanca y en la posterior venta del botín, que fue de 1.250 euros en metálico y joyas.

Según fuentes de la Comisaría Provincial, su madre y su prima, junto a la menor, ya fueron detenidas hace unos días, y ahora ha sido el joven el que se ha sumado a la privación de libertad al considerarle el que entró en la vivienda y el que, después de las otras detenciones, llamó a las víctimas del robo para amenazarlas por haber puesto la denuncia.

En concreto, tal y como ha detallado la Policía, la prima del ahora detenido aprovechó un despiste de su novio, con el que estaba en su casa, para coger unas llaves de la vivienda y hacer una copia, lo que le permitió luego a él entrar en ella para robar.

La denuncia del robo fue presentada el pasado 16 de febrero y, en ella, la mujer propietaria de la vivienda explicó que se había ido de casa para realizar un trabajo, con sus dos hijos y la novia de uno de ellos, y que, cuando regresaron, unas tres horas después, la puerta del piso no tenía las vueltas de llave con las que había cerrado al salir.

A continuación, encontró en el interior cosas alteradas y encendida la luz de dos de las dependencias, además de comprobar que le faltaban unos 1.250 euros en dinero y varias joyas que tenía en la vivienda.

La inspección técnico pericial y las gestiones practicadas por los agentes permitieron considerar que la entrada al domicilio se había producido con una copia de la llave original, la presuntamente realizada con anterioridad por la novia del hijo.

Según las investigaciones, el día del robo, la novia acompañó a la familia de él y fue entonces cuando su primo aprovechó, sabiendo que no había nadie en casa, para entrar y perpetrar el robo en la casa.

Entre las joyas robadas se encontraba una pulsera de oro blanco con brillantes y un zafiro azul, con “unas características muy especiales”, por lo que los investigadores centraron algunas de sus gestiones en las casas de compraventa de oro, por si alguien intentara venderla.

Eso ocurrió las 12.30 horas del pasado 21 de febrero, en una casa de compraventa de la Avenida Federico Anaya. En ese momento, una mujer de 43 años, la tía de la novia y la madre del joven que entró en la vivienda, acompañada de una menor, quiso desprenderse de la joya a cambio de dinero.

La mujer, para efectuar la operación, presentó un DNI que figuraba denunciado como sustraído por una joven, en un local de ocio nocturno durante la nochevieja universitaria de diciembre de 2018, un documento que, según la investigaciones, fue presuntamente robado por su hijo, el mismo que robó dentro de la casa.

No hay comentarios