La Guardia Civil intercepta el mayor alijo de hachís: 1.335 kilos

Importante golpe al narcotráfico en la provincia de Salamanca, el más importante de esta sustancia en Castilla y León durante los últimos años. La droga se encontraba oculta entre la carga de palés de naranjas con destino a Reino Unido. Fue interceptada en un camión que circulaba por la autovía A-66, siendo parado en la rotonda de Buenos Aires

FuenteRaúl Martín

La Guardia Civil de Salamanca ha llevado a cabo una importante operación antidroga, denominada Portokall, en la que se ha incautado de un total de 1.335 kilos de hachís. La máxima responable del Gobierno en la Comunidad, Virginia Barcones, ha ofrecido esta tarde más datos junto a la subdelegada del Gobierno en Salamanca, Encarnación Pérez, y el teniente coronel jefe de la Comandancia, Jorge Montero.

La incautación se produjo en la rotonda de Buenos Aires a un camión que con rumbo al norte de España, para después dirigirse hacia el Reino Unido, transportaba naranjas, hasta 14.000 kilos que han sido distribuidos a asociaciones benéficas para que los repartan antes de que se estropeen.

Dentro de las labores de prevención del tráfico de sustancias estupefacientes en la provincia charra, enmarcado dentro del denominado Plan de Actuación de Vigilancia de las Vías de Comunicación (PAVICOM), agentes de Santa Marta de Tormes, la Patrulla del Servicio Fiscal de Vitigudino, el Destacamento de Tráfico de Salamanca y el Servicio Cinológico de búsqueda de sustancias estupefacientes observaron la madrugada del pasado 27 de noviembre un camión frigorífico sospechoso que circulaba por la la autovía A-66 Vía de la Plata. Por ello procedieron a comprobar el vehículo y su carga.

Durante el registro se inspeccionó la carga del remolque frigorífico, compuesta por numerosos palés de naranjas con destino a Reino Unido, sospechosos de la existencia de sustancias estupefacientes ocultas en su interior. Sospechas que se confirmaron al descubrir ocultos entre la carga de naranjas un total de 1.335 kilogramos de hachísh.

Como consecuencia del hallazgo, guardias civiles de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Salamanca iniciaron de inmediato la operación para identificar a los autores materiales del cargamento y determinar si ante la magnitud de lo decomisado se trata de una organización criminal especializada en el tráfico internacional de drogas, procediendo a la detención del conductor del vehículo como supuesto autor de un delito de tráfico de sustancias estupefacientes.

Las actuaciones fueron puestas a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de Salamanca, siendo la incautación más importante de hachís en los últimos años en Castilla y León.

Toneladas de naranjas de narcotraficantes para los más necesitados

No hay comentarios