Juicio por la macroestafa de Alba de Tormes

El autor confeso de los hechos, Andrés Barbarín Briñón, se enfrenta a 42 años de cárcel y una indemnización cercana a los dos millones de euros por las estafas a unas doscientas personas entre los años 2007 y 2010. El juicio comienza este lunes en la Audiencia Provincial de Salamanca y se prolongará durante tres días con numerosos testimonios

La Audiencia Provincia de Salamanca acoge desde este lunes y durante tres días el juicio contra Andrés Barbarín Briñón, autor confeso de una macroestafa en Alba de Tormes con unos doscientos afectados, hechos por los que se enfrenta a 42 años de cárcel y una indemnización de casi dos millones de euros.

Según consta en el sumario, entre los años 2007 y 2010 el imputado vendía y reparaba vehículos, pero al mismo tiempo era mediador de seguros. La confianza que fue ganando entre sus clientes en las reparaciones la aprovechó para llevar a cabo una estafa que tiempo después estallaría.

En concreto, solicitaba créditos a nombre de quienes deseaban comprar un coche a buen precio y buenas condiciones, en algunos casos abonando 30.000 euros por vehículos que valían el doble. Él se encargaba de todos los trámites, pero se quedaba con el dinero y después los bancos reclamaban a los compradores de los coches unas cantidades por créditos que no tenían constancia de haber firmado.

Barbarín huyó de la villa ducal con el dinero, pero fue detenido un mes después por la Guardia Civil tras continuar con su actividad delictiva, algo que posteriormente reconoció. De hecho, fue arrestado cuando había quedado con otra víctima en el aeropuerto de Barajas. Ahora llega un esperado juicio en Alba de Tormes, casi ocho años después del arresto del estafador.

No hay comentarios

Dejar respuesta