La inconstitucionalidad de la Constitución

El periodista Fernando Jáuregui aboga en Salamanca por reformas en las leyes españolas, incluida la Constitución que, recuerda, cuenta con un artículo inconstitucional. Insta a aprovechar el momento para acometer las reformas necesarias para convertir a España en un país moderno en política

FuenteJavier Vicente
loading...

El reconocido periodista Fernando Jáuregui ha visitado Salamanca este miércoles para presentar en el Colegio de Abogados su nuevo libro ‘Los abogados que cambiaron España’, un homenaje a los juristas que contribuyeron a cambiar “España para mejor”, según reconoció él mismo, un relato “de demócratas y para demócratas”.

Al respecto, de esta manera, aseguró que los juristas de la Transición tienen un “enorme mérito porque en once meses se dio la vuelta al Estado como un calcetín”, por lo que mostró a estos como los necesarios para tomar nuevamente el rumbo de España. “Me fio más de ellos que de los militares anteriores e, incluso, que de los economistas. Le ponen un toque de respeto a la Ley y de avance cuando hace falta, cosa que durante estos días ocurre”, aseveró.

Precisamente, sobre ello, se reafirmó en la idea de que existen unas “leyes que se nos han quedado viejas para las circunstancias que estamos teniendo”, aunque estas contengan surrealismo en su interior. “Cómo se iba a pensar que una persona que está en la cárcel iba a ganar dos elecciones seguidas”, comentó, pero reiteró la urgencia de cambiar las leyes, incluida la Constitución y “sobre todo la normativa electoral”.

Cataluña

Aunque no mencionó a Cataluña, sí se refirió a la sentencia del procés, de la que dijo que, a su juicio, “debería haber sido más glosada” para evitar, así, que caiga en manos de políticos y medios. Pese a ello, aseguró que en su libro no tienen cabida los actuales miembros del Tribunal Supremo, ya con nueve meses sobrepasados el mandato para el que se eligieron. “Es verdad que no hay manera de renovarlo pero mientras tanto están dictando algunas medidas arbitrarias”. En esta afirmación, eso sí, no se refiere a la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo o al juez Marchena, al que le mostró todo su respeto.

Provisionalidad

La provisionalidad del Tribunal Supremo es extensible o, mejor dicho, consecuencia de la del Gobierno. Por ello insistió una vez más en la necesidad de cambio en la Ley electoral para no “vivir en la provisionalidad muchos años” con, por ejemplo, la inclusión de una segunda vuelta.

A ello se deberían sumar cambios en la Constitución, como el del propio artículo 99, que refleja la formación de Gobierno, o el 57, “inconstitucional porque prevé una discriminación entre hombre y mujer” en el acceso a la Corona. Más allá de esto, también habla de un servicio militar que ya no existe. “Necesita un remozado y hace falta un gran acuerdo nacional. Hace falta que se pongan de acuerdo los del no es no. Ahora tenemos una oportunidad estupenda para cambiar el chip y empezar a ser un país políticamente moderno. Llevamos cuatro años de crisis política y nos pasará factura”, afirmó al tiempo que también criticaba, entre otras cosas, la prolongación y acceso a la prisión provisional por ser “lo más fácil”.

No hay comentarios

Dejar respuesta