Salamanca disfruta el hornazo durante un soleado Lunes de Aguas

Tradición de un día campero en la capital charra para rememorar que el ‘Padre Putas’ devolvía a las prostitutas desde la otra orilla del Tormes transcurrida la Semana Santa y por tanto el periodo de castidad y abstinencia

FuenteRedacción

El octavo día posterior a la Pascua de Resurrección se celebra en Salamanca el Lunes de Aguas, una jornada campera en la capital charra para rememorar que el ‘Padre Putas’ devolvía a las prostitutas desde la otra orilla del Tormes transcurrida la Semana Santa y por tanto el periodo de castidad y abstinencia. Cada año, decenas de miles de salmantinos salen al campo a comer el hornazo, si el tiempo no lo impide, como ocurre este lunes.

Este año sí se permite la estancia en la chopera y el monte de utilidad pública de La Aldehuela, así como a la zona habilitada para esta actividad en la Ciudad Deportiva. El acceso a esta zona se realiza por la entrada más próxima a las piscinas municipales, quedando el segundo acceso, el más cercano a la pista cubierta de atletismo, para uso exclusivamente deportivo.

En la Aldehuela de los Guzmanes, donde se prevé una importante afluencia de personas y vehículos, la Policía Local podría proceder a desviar el tráfico, a la altura del puente Juan Carlos I, si fuera necesario y en función de la posible saturación de las zonas habituales de estacionamiento (explanada del rastro) y de los nuevos aparcamientos situados frente a la ciudad deportiva, que todavía no se encuentran disponibles en su totalidad. En este sentido, se recomienda la utilización del aparcamiento en superficie ubicado entre las calles Lucio Marineo, Arias Pinel y la propia avenida de la Aldehuela.

Otros parajes para comer el hornazo son el parque Fluvial, la huerta de los Jesuitas, la campa situada entre el arroyo del Zurguén y la carretera de Vecinos, los jardines de Santa Cándida María de Jesús y de Miguel Delibes, los parques Elio Antonio de Nebrija y Don Juan Tenorio y el botánico de Huerta Otea. También congregan a multitud de jóvenes, cada año más, el parque de Würzburg y el jardín de los Gozos y las Sombras, en Garrido Norte.

Fuera del casco urbano de la capital, ya en los municipios del alfoz, varios son los lugares para degustar el hornazo. Destacan Las Dunas, Benidorm y La Flecha, en el término municipal de Cabrerizos por la carretera de Aldealengua. También está el Prao Panaderos, explanada junto al estadio Helmántico dentro del término municipal de Villares de la Reina.

Pero hay quienes optan por irse más lejos. Dos son los lugares favoritos. En primer lugar, Valcuevo, en la carretera de Villamayor de Armuña antes de Valverdón, un paraje de utilidad pública junto al río Tormes con buenas sombras para comer el hornazo y echar una buena siesta, caminos para montar en bici y explanadas para jugar a múltiples deportes. Lo mismo ocurre con La Orbada, por la carretera N-620 o la autovía A-62 en dirección hacia Valladolid, a unos veinte kilómetros de la capital. Como los colores, gustos hay para todos.

Despliegue policial en Salamanca por el Lunes de Aguas

No hay comentarios