Gordo en Béjar, Cabrillas, Calvarrasa de Abajo, Cepeda y Salamanca

El número 3.347 está muy repartido por toda España porque se ha despachado principalmente de forma on line. En la capital ha vuelto a venderse en el paseo de Canalejas, única ocasión hasta ahora en toda la historia del sorteo

FuenteJavier A. Muñiz / Raúl Martín

El primer premio del Sorteo Extraordinario de Navidad, el Gordo, este año está muy repartido. Tardó en salir, a las 12:57 horas, pero lo hizo expandiéndose por todo el país porque principalmente se ha despachado de forma on line. También en la provincia de Salamanca.

En concreto, en Béjar, calle Tejedores 3; Cabrillas, calle Adolfo Suárez 6; Calvarrasa de Abajo, Salas Pombo 5; Cepeda, avenida 17; y en Salamanca, en la calle Quitana 5 y el paseo de Canalejas 84. En esta última administración precisamente es donde se vendieron algunos décimos del Gordo años atrás en la única vez que ha tocado en Salamanca.

La responsable de este quiosco, Carmen Barrado, así lo recordaba, aseguraba que se ha vendido por terminal, pero todavía no sabe cuántos décimos. “Es muy emocionante, dice la gente que no toca, pero sí toca, hay que jugar. Es un número muy bajo pero todos tocan”.

En la calle Quintana, Javier Garrote, explicó que se ha vendido un décimo por terminal durante el último mes, porque el papel se acabó en el puente de la Constitución. “Somos una administración que por la ubicación que tenemos ha podido ir a alguien de fuera, ojalá que fuera de Salamanca pero hay un alto porcentaje de que no”. Se da la circunstancia de que esta administración se acaba de trasladar hace un mes y horas antes han vendido un número que gracias a la pedrea ha dado cien euros a todos los trabajadores del centro penitenciario de Topas.

En Béjar, la librería Pascual ha vendido un décimo del Gordo. En Cabrillas el bar El Porvenir ha sido el lugar para la suerte. En concreto, dos décimos del Gordo la primera vez que vendían Lotería de Navidad, siendo dos trabajadores del pueblo los agraciados. En Cepeda también ha sido un bar el encargado de repartido la suerte, El Paso, un décimo que podrían haber sido más porque el dueño del establecimiento pensó en haber adquirido el número completo. Y siguiendo con bares, en Calvarrasa de Abajo se ha vendido un décimo en Los Ángeles, probablemente a una de las muchas personas que tienen de paso cada día.

No hay comentarios