Compañeras de Laura Luelmo escenifican ‘ensangrentadas’ el dolor por su muerte

Una tras otra, 97 jóvenes de la Facultad de Bellas Artes, donde estudió la joven zamorana asesinada, han yacido formando un círculo en la Plaza Mayor y simulando ser cada uno de los cadáveres que se ha cobrado la violencia contra las mujeres

Alumnas de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Salamanca han escenificado este miércoles el dolor por el asesinato de Laura Luelmo con un simbólico acto en la Plaza Mayor. La performance, tan sencilla como impactante, ha estado cargada de emotividad y ha permitido a las participantes, y a los cientos de salmantinos que se han congregado en el ágora charra, liberar una pequeña parte de la rabia acumulada tras un nuevo asesinato cometido contra una mujer. Esta vez se trataba de una de las suyas.

En un círculo perfecto en torno a la Plaza Mayor, al sonar las 12 del mediodía, las alumnas de Bellas Artes han ido despojándose de sus abrigos para dejar ver una camiseta blanca, que simulaba estar ensangrentada, antes de caer sobre los sillares del ágora salmantina y yacer inertes durante unos minutos, como si hubieran acabado también con sus vidas. Una tras otra, 97 jóvenes han permanecido inmóviles en el suelo, dejando ver las sangre en sus torsos, y mostrando cómo sería reunir en un solo espacio los cadáveres de tantas mujeres asesinadas.

Más tarde han tomado la palabra para pronunciar un emotivo discurso a fin de dibujar un cuidado perfil de la joven zamorana y lo que significa para sus excompañeras de facultad, para toda la Universidad, y para la sociedad salmantina y española, un nuevo suceso execrable que se ha llevado por delante su vida. ‘Ni una más’ rezaba la pancarta que han sostenido mientras gritaban lemas contra la violencia ejercida contra ellas. En el acto, aunque en un segundo plano, también han estado presentes el alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, la teniente de alcalde, María José Fresnadillo, el rector de la USAL, Ricardo Rivero y algún miembro de la oposición como Virginia Carrera.

 

La joven zamorana desaparecida en Huelva se licenció en la USAL

No hay comentarios