Casa Samuel, transfusión de solidaridad para enfermos de sida

Cáritas Diocesana de Salamanca ofrece a las personas un espacio idóneo donde tener cubiertas las necesidades básicas y donde pueden iniciar un proceso de recuperación personal

Este año se celebra el trigésimo aniversario del primer Día Mundial de la Lucha contra el Sida. Treinta años de activismo y solidaridad. Treinta años en defensa del acceso universal a los servicios vitales para tratar y prevenir el VIH. No obstante, treinta años después, todavía no hemos acabado con el sida. Aún queda mucho por hacer.

‘Conoce tu estado’ es el lema de este año de El Día Mundial del Sida, cuyo 30 aniversario se celebrará este sábado. Desde 1988, se han hecho importantes progresos en la respuesta al sida y, a día de hoy, tres de cada cuatro personas que viven con el VIH conocen su estado serológico. No obstante, y tal y como muestra el último informe de ONUSIDA, aún queda mucho camino que recorrer, y dicho camino pasa por llegar a las personas que viven con el VIH y no conocen su estado y por garantizar que tengan acceso a servicios de asistencia y prevención de calidad.

Según sostiene Cáritas, una batalla se ha ganado, pero no la guerra: ante la relajación de la opinión pública y mediática, las infecciones han vuelto a aumentar. La gente ha dejado de tomar precauciones ante la enfermedad. Además, la enfermedad todavía conlleva marginación y discriminación en diversos campos. Por otra parte, la gente no quiere hacerse las pruebas de VIH por miedo a descubrir la verdad. Todo ello prolonga y promueve el desarrollo de la enfermedad.

Así, la institución recuerda que las pruebas del VIH son esenciales para ampliar el tratamiento y asegurarles a las personas que viven con él la posibilidad de llevar vidas saludables y productivas. Desafortunadamente, numerosos obstáculos siguen dificultando las pruebas: el estigma y la discriminación disuaden a las personas de realizarse las pruebas, el acceso a las pruebas confidenciales sigue siendo problemático y muchas personas siguen realizándoselas únicamente tras haber enfermado y padecer los síntomas.

Por eso, en este Día Mundial del Sida, Cáritas invita a todos a sumarse a los esfuerzos de concienciación sobre la importancia de conocer el estado serológico y al llamamiento por eliminar cualquier impedimento para acceder a las pruebas del VIH.

Datos del programa de atención integral de Cáritas Salamanca

Cáritas Diocesana de Salamanca inició hace casi 25 años el programa de acogida y atención a personas con VIH/Sida. En este último año se ha atendido a un total de 51 personas. Las actuaciones que se han realizado han sido: 35 personas han sido atendidas desde el servicio de Acogida, Información y Acompañamiento; 13 acompañamientos hospitalarios (6 residentes en Casa Samuel y 7 residentes en sus propios domicilios); 22 personas han residido en Casa de Acogida Samuel (6 mujeres y 16 hombres); 18 personas se han atendido desde Intervención Comunitaria.

Este programa intenta dar una respuesta cercana y global a todos aquellas personas afectadas por VIH que en algún momento precisan de ayuda externa para afrontar su situación personal, familiar y/o social. Va dirigido principalmente a personas que se encuentran en situación de exclusión social o vulnerabilidad.

Se atiende tanto a personas que residen en sus propios domicilios de manera independiente o con sus familias, como personas sin hogar que precisan de un recurso específico como es la casa de acogida. La acción se concreta así en dos ámbitos de actuación: la casa de acogida Samuel, que ofrece a las personas un espacio idóneo donde tener cubiertas las necesidades básicas y donde pueden iniciar un proceso de recuperación personal; intervención comunitaria, asesorando sobre la infección, facilitando la adherencia al tratamiento, apoyando y acompañando a la persona enferma durante su ingreso en el hospital y buscando alternativas tras el alta médica, orientando sobre prestaciones y ayudas y, si es posible, acompañando en el proceso de inserción social y laboral.

Voluntarios

Por otro lado, en este periodo 32 personas han colaborado como voluntarias en Casa Samuel. Todos los voluntarios antes de su incorporación realizan varias sesiones de formación en las que se tratan todos los aspectos relacionados con la infección, así como la función que posteriormente van a desarrollar en el programa.

La función principal de los voluntarios es la de acompañar, en sentido más amplio de la palabra, en la convivencia diaria en la casa o en el hospital, así como apoyar en las necesidades de alimentación, higiene o movilidad de las personas que lo precisen.

Comité Antisida de Salamanca, orientadores frente al miedo y la desinformación

No hay comentarios