El obispo pasa la pelota a las víctimas de abusos sexuales

"Pero, ¿quién tiene la culpa? ¿por qué no lo han denunciado? Es que es muy fácil decir… ¿Estos señores por qué no lo han denunciado a su debido tiempo? Ahora la Iglesia es culpable de haberlo ocultado ¿y ellos por qué lo han ocultado?", asegura Carlos López en una nueva grabación difundida por el periódico 'El País'

Carlos López, obispo de Salamanca / Foto: Europa Press

Continúa la polémica por las denuncias de abusos sexuales que han decidido hacer público cómo curas se propasaron con las víctimas cuando eran menores de edad. El periódico ‘El País’ publicó semanas atrás un centenar de casos en toda España, uno de ellos en la provincia de Salamanca, y después grabaciones de una conversación de una víctima con el obispo, Carlos López, en la que le habla de un trato económico o se demuestra que hubo silencio de la Diócesis durante muchos años. Ahora, una nueva grabación vuelve a salpicar al prelado, que pasa la pelota a las víctimas de abusos sexuales.

“Pero, ¿quién tiene la culpa? ¿por qué no lo han denunciado? Es que es muy fácil decir… ¿Estos señores por qué no lo han denunciado a su debido tiempo? Ahora la Iglesia es culpable de haberlo ocultado ¿y ellos por qué lo han ocultado?”, asegura Carlos López a Javier Paz, quien sufrió abusos de un cura durante diez años. Y continúa el obispo, tras argumentarle la víctima el calvario que sufrió y cómo no resulta fácil denunciarlo en el momento. “Si en el caso de Isidro no ha habido un castigo es por culpa de todos. Lo que no vale decir es que los obispos no han hecho nada. No, vamos, a ver ¿las víctimas por qué se han callado? ¿Por qué todavía las víctimas no quieren decir nada?”.

Ayer, el presidente de la Conferencia Episcopal Española, Ricardo Blázquez, pasó por Salamanca pero evitó referirse a este asunto. Algo que en otros países, silenciar abusos sexuales, es delito e incluso se está sentando en el banquillo de los acusados a obispos y curas. En España muchos delitos han prescrito, pero el Gobierno quiere cambiar la legislación.

Mientras, el Vaticano critica a la Iglesia española por no dar importancia a los abusos pederastas. “La Iglesia española, y no sólo el episcopado, podría hacer mucho más contra la pederastia si entendiera y pusiera en acto una política que ponga en el centro a los más vulnerables de la sociedad: los niños y los adolescentes. Qué gran paso adelante daría si actuara así en sus actividades educativas, sociales, pastorales… No se hace porque se sigue pensando que éste es un problema incómodo o que afecta sólo a los países del norte de Europa o de América” declaraba hace unas semanas el jesuita Hans Zollner, secretario de la Comisón Antipederastia vaticana.

No hay comentarios