La Diputación, al otro lado del Teléfono de la Esperanza

A través de un convenio con la citada organización que preside Carmen Igea, la Diputación ha cedido un local el cual ha reformado y equipado para la prestación de unos servicios adecuados por parte de Teléfono de la Esperanza

El presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, ha visitado las instalaciones cedidas por la institución provincial en uno de sus edificios del Paseo de San Vicente de la capital para ser la sede de la organización sin ánimo de lucro del Teléfono de la Esperanza.

A través de un convenio con la citada organización que preside Carmen Igea, la Diputación ha cedido un local el cual ha reformado y equipado para la prestación de unos servicios adecuados por parte de Teléfono de la Esperanza.

Javier Iglesias, que estuvo acompañado de los diputados del área de bienestar social, Eva Picado y José María Sánchez, agradeció a la presidenta de Teléfono de la Esperanza “la gran labor social que prestan a través del teléfono a los salmantinos que en situaciones de graves crisis emocionales acuden a l teléfono en busca de apoyo y consuelo en momentos difíciles”. Son situaciones, señaló el presidente de la Diputación, que “gracias a este teléfono pueden llegar a hacer mucho por las personas, escucharlas o salvar vidas”.

Además de este servicio telefónico, a través del número 923221111, que está abierto las 24 horas los 365 días del año, la organización también presta una serie de ayudas preventivas a través de realización de cursos, talleres o grupos de autoayuda.

Teléfono de la Esperanza de Salamanca que comenzó a funcionar en el año 2001, es atendido por voluntarios, alrededor de 40 personas y el pasado año atendió a algo más de 2.000 personas en la provincia.

No hay comentarios