El PP de Béjar denuncia el cierre del Centro de Ocio Juvenil

Alejo Riñones ha denunciado que tras el cierre de La Covatilla este verano y el anunciado cierre del Recinto Ferial, se haya procedido al cierre del Centro de Ocio, acabando de este modo poco a poco con todo lo ejecutado por el Partido Popular durante estos años.

FuenteRedacción
Candidatura del PP de Béjar
loading...

El Portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Béjar, Alejo Riñones, ha denunciado ayer por la tarde el cierre del Centro de Ocio Juvenil de la ciudad de Béjar.

Dice ser un cierre sin previo aviso, sin tener en cuenta la opinión de los afectados y sin comunicación al trabajador del centro, el cual ha sido despedido. El Equipo de Gobierno ha decidido incluso cambiar los bombines de las cerraduras de las dependencias del centro cuando el trabajador se encontraba de vacaciones.

El Grupo Municipal Popular presentó una moción en el pasado Pleno Ordinario del mes de julio, a fin de solicitar su reapertura inmediata, la cual fue rechazada en urgencia por el resto de los grupos políticos con representación en el Ayuntamiento.

El Portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Béjar, ha manifestado que no se puede entender esta medida que perjudica de forma directa a la juventud, ni se puede entender cómo se cierra el único centro de ocio juvenil de Béjar que contaba con 450 socios jóvenes de la ciudad.

Un centro que fomentaba el ocio saludable, que facilitaba la conciliación laboral y familiar de las familias, en el que además se desarrollaban otras muchas actividades formativas y se daba cabida a múltiples acciones beneficiosas para la juventud, que se queda ahora sin un servicio que prestaba el Ayuntamiento.

«Cuanto menos es sorprendente que el trabajador que allí se encontraba y que estaba contratado por un contrato de obra y servicio, haya sido despedido alegando el cierre del servicio. Casualmente ese mismo trabajador concurrió en las últimas elecciones municipales en el municipio de Vallejera en la candidatura del Partido Popular, con lo cual todo apunta a que el cierre del Centro de Ocio obedece a un solo objetivo: una persecución política» afirma.

Alejo Riñones ha denunciado que tras el cierre de La Covatilla este verano y el anunciado cierre del Recinto Ferial, se haya procedido al cierre del Centro de Ocio, acabando de este modo poco a poco con todo lo ejecutado por el Partido Popular durante estos años, independientemente de que sea positivo para la ciudad y siendo este el objetivo de la nueva alcaldesa que tras aprobarse un sueldo de 3.500 euros al mes, parece haberse olvidado de que tiene un programa electoral que cumplir.

No hay comentarios

Dejar respuesta