La Guardia Civil alerta sobre hurtos y amenazas a personas mayores

La delegada del Gobierno de Castilla y León, Mercedes Martín, participa en una charla de la Guardia Civil en el Ayuntamiento de Villares de la Reina

FuenteEuropa Press
La delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín, asiste a una charla de la Guardia Civil en Villares de la Reina./ Europa Press

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín Juárez, ha participado este martes en la localidad salmantina de Villares de la Reina en una actividad realizada por la Guardia Civil dentro del Plan Mayor Seguridad para prevenir a las personas mayores sobre los principales delitos de los que pueden ser víctimas en épocas como el verano.

Martín ha estado acompañada por el alcalde de la localidad, Ventura Recio, y por la teniente de alcalde, Ángeles Giménez, así como por el resto de la corporación. Además, han asistido los representantes de la Asociación de Mayores de Villares de la Reina; la subdelegada del Gobierno en Salamanca, Encarnación Pérez, y el teniente coronel jefe de la Comandancia de la provincia, Jorge Montero.

Según ha explicado, si algo caracteriza los veranos en los pueblos, es que aumenta «espectacularmente» su población y hay momentos, generalmente los días de las fiestas, en los que «pueden multiplicar perfectamente por diez el número de personas que en ellos se concentran».

Sin embargo, ese aumento se «dispara» en agosto y se mantiene en septiembre, y tiene generalmente como protagonistas a las personas mayores. «Suelen pasar los meses de invierno en las ciudades y regresan a sus pueblos cuando el clima es más benigno», ha señalado la delegada del Gobierno.

En la Comunidad, el 25 por ciento de la población, 604.000 habitantes superan los 65 años. 11.500 personas tienen más de 95 años y son más de 1.500 los centenarios y, sobre todo, centenarias. Además, solo en Salamanca, el 26 por ciento de la población tiene más de 65 años, lo que supone 87.000 de los 331.000 habitantes de la provincia. Además hay casi 2.000 personas con más de 95 años, de los cuales cerca de 300 superan el siglo, ha alertado Martín.

an en el domicilio de la víctima porque una de ellas acaba de sufrir una lesión en una pierna y necesita sentarse, mientras la otra va a buscar al marido, padre o familiar para que la traslade en coche a algún centro sanitario.

A partir de ahí, la supuesta lesionada mantiene ocupado al morador de la vivienda con su conversación, mientras la otra u otras fingen salir del domicilio haciendo sonar la puerta de la calle. Pero, lógicamente, se quedan. Aprovechan para registrar la casa y apoderarse de dinero y objetos de valor de la víctima. Con el botín en el bolsillo, finge regresar, que el coche está esperando y se van.

El ‘modus operandi’ en esta clase de hurtos es muy variado. Básicamente se trata de ganar la confianza de la víctima. En Salamanca, la pasada semana, se consumó uno de estos hurtos. La delincuente se hizo pasar por un miembro de una ONG.

MI CASA A SALVO

En primer lugar, dado que su vivienda habitual en las ciudades queda vacía cuando se trasladan en verano a los pueblos, la Guardia Civil transmite a las personas mayores consejos dentro del Plan de Prevención de Robos en Viviendas y Delincuencia Itinerante. Porque dentro de este Plan se encuentra la campaña “Mi casa a salvo” de prevención contra el robo en viviendas.

En este caso es muy importante que los ciudadanos sean cómplices de la prevención en algo que les afecta tan directamente como es el robo en sus viviendas. “Se me antoja imprescindible”, ha señalado Mercedes Martín,“la corresponsabilidad puesto que la seguridad es una tarea de todos, no solo de unos pocos”.

Entre los consejos que ha aportado ha destacado los siguientes:
1. Si va a estar fuera unos días, cierre puertas y ventanas.
2. Que su vivienda parezca habitada es el mejor método disuasorio.
3. Pida a un vecino que recoja su correo y si vive fuera del casco urbano, refuerce la vigilancia.
4. Si deja objetos o documentos de valor, guárdelos en un lugar seguro.
5. Evite comentar con desconocidos sus planes de que se va a pasar el verano al pueblo.

PLAN MAYOR SEGURIDAD

En Castilla y León se hace especial hincapié durante todo el año en un plan creado por la Guardia Civil que tiene como destinatarios a las personas mayores. Forman parte de un colectivo vulnerable al que hay que proteger especialmente. Y una de las mejores fórmulas es enseñarles conceptos muy básicos que son eficaces a la hora de evitar que sean víctimas de los delincuentes.

En Salamanca, el 26 por ciento de la población tiene más de 65 años. De los 331.000 habitantes de la provincia, 87.000. Además hay casi 2.000 personas con más de 95 años, de los cuales cerca de 300 superan el siglo.

En Castilla y León, el 25% de la población, 604.000 habitantes superan los 65 años. 11.500 personas tienen más de 95 años y son más de 1.500 los centenarios y, sobre todo, centenarias.

Mercedes Martín ha aportado alguno de los consejos que habitualmente se ofrecen a las personas de la llamada tercera edad cuales son que eviten hacer ostentación de joyas u objetos de valor, que desconfíen de los servicios técnicos que no hayan sido solicitados por ellos o su familia y que, si son víctimas de un tirón, no opongan fuerte resistencia para evitar ser arrastrados.

El programa Mayor Seguridad del Ministerio del Interior tiene el objetivo de analizar las situaciones de riesgo que pueden afectar a las personas mayores, tanto en su domicilio como fuera del mismo, fomentando en tales personas la observancia de las medidas de prevención adecuadas y la confianza de que su desenvolvimiento en la vida social no verá reducido su nivel de calidad por el mero hecho de haber sobrepasado una determinada edad.

Además de la labor difusora de los medios de comunicación, que Mercedes Martín ha agradecido, este programa quiere alcanzar a nuestros mayores a través de charlas que se ofrecen durante todo el año. Son charlas divulgativas, directas y amenas, como la que se ha celebrado en Villares de la Reina.

Generalmente, los usuarios son asociaciones de personas mayores y residencias de la tercera edad. Antes de celebrarse la charla, la Guardia Civil suele reunirse con los directivos o representantes del colectivo y analiza la distinta problemática que pueda existir en su ámbito.

Así, por ejemplo, hay personas en las residencias que los fines de semana viven en sus casas o incluso que sólo están en esas residencias unas horas o unos días. Estas personas reciben unos consejos muy concretos de cómo evitar ser víctima de delitos de acuerdo con su situación personal.

Gracias a este programa también se divulga en los foros adecuados las prestaciones sociales y recursos asistenciales que están a disposición de los mayores y que ofrecen las diferentes Administraciones Públicas.

En Castilla y León se han detectado focos de delincuencia que tienen como objetivo principal la tercera edad. Así, todavía se ejecutan con éxito los timos “de toda la vida” como la estampita, el tocomocho o el técnico del gas. También se siguen produciendo hurtos a personas de avanzada edad cuando los delincuentes detectan que acaban de extraer dinero de una entidad bancaria o de un cajero automático.

CONSEJOS PRÁCTICOS

En las charlas, quesuelen tener gran aceptación a tenor de las preguntas que se suscitan, se explica los principales robos y hurtos de los que son objeto y pautas para evitarlos o minimizar los riesgos.

Así, se recomienda que el domicilio no es el lugar ideal para hacer negocios, realizar compras o actos humanitarios con desconocidos. Para ello existen las tiendas y los establecimientos adecuados.

Muchas veces se suele utilizar la excusa de pedir un vaso de agua, utilizar el teléfono o preguntar por un vecino, como formas de acceder a su domicilio con cualquier otro fin.
El extravío de llaves y documentos obligan a cambiar la cerradura de la puerta e iniciar los trámites para la renovación de los documentos extraviados.

Para los que han dejado su vivienda durante unos meses en la ciudad, no tiene por qué ser un motivo de inseguridad entregar un juego de llaves del domicilio a un vecino de confianza. Esto incrementa la sensación de seguridad y ayuda a resolver situaciones problemáticas.

En la vía pública conviene portar una tarjeta identificativa (en la que no conste el domicilio ni el teléfono del portador), que posibilite el aviso a familiares y contenga aspectos médicos de interés (nombre y teléfono del médico de cabecera, tratamiento que se siga, alergia medicamentosa, grupo sanguíneo, etc.), puede ser muy beneficioso en caso de mareos o accidente fuera del domicilio.

En caso de robo sin posibilidad de auxilio, no conviene oponer una fuerte resistencia. Puede empeorar la situación y poner en peligro su integridad y la de su acompañante.

En establecimientos comerciales y bancos, nuestros mayores tienen que esforzarse y acostumbrarse a utilizar los nuevos sistemas financieros (tarjetas, domiciliar pagos, cobro domiciliado en sucursales próximas, etc.) para evitar tener que llevar cantidades importantes de dinero.

Conviene ir acompañado cuando hay que realizar pagos o cobros importantes, da tranquilidad. En temas de herencias, contratos, firma de documentos, etc., resulta necesario contar con el asesoramiento de especialistas.

También se aconseja hacer las gestiones bancarias en las fechas centrales del mes, para evitar los días de mayor afluencia a principios y finales. Incluso pueden dirigirse a la Guardia Civil si van a realizar una operación bancaria con mucho dinero en efectivo y algún agente acompañaría a esta persona mayor a la entidad.

En los desplazamientos, es conveniente, antes de salir de viaje, gestionar los pasos a dar en el lugar de destino: Persona que vaya a recogerlos a la estación, el lugar de alojamiento, etc. Previsión es igual a seguridad.

Si se van de vacaciones fuera de su ciudad o su pueblo de residencia, se les recuerda que en los viajes, sólo debe llevarse lo estrictamente necesario. En los hoteles, hay cajas de seguridad. Hay que mantener durante el viaje contacto periódico con familiares y amigos. Ello facilita el permanente control de la situación de normalidad.

Estos y otros consejos, se recogen en un folleto que se entrega en las charlas y en el que se destaca que la prevención de los actos delictivos más frecuentes no es difícil si se observan pautas de comportamiento muy sencillas.

HURTOS AMOROSOS Y EN VIVIENDAS

Mercedes Martín ha acabado explicando con algo más de detenimiento dos hechos delictivos que se están produciendo en algunas provincias de Castilla y León y que, según ha dicho,“nos preocupan, no porque hayan sido muchos de momento, cuatro o cinco, sino porque podrían llegar a serlo si los autores, que son itinerantes y que no tienen por qué estar asentados en Castilla y León, si ven que van teniendo éxito, prodigarán sus actuaciones”.

Así, se ha referido a los hurtos amorosos. El abordaje a la víctima se realiza en la vía pública, en calles, parques, carreteras locales por las que se pasea. Básicamente se trata de que consiguen realizar un contacto físico con la víctima y se apoderan de joyas o relojes que porten.

Suelen elegir las horas en torno al mediodía. Le piden alguna información de algún tipo y como agradecimiento a las explicaciones dadas la abrazan. En algunos casos, entablan conversación de confianza e incluso hacen que crean que el acercamiento tiene finalidad sexual. En otras ocasiones para que tenga las manos y la mente ocupada para que sea más fácil el robo, le piden que les escriba la dirección en un papel. Las variantes son muchas pero el objetivo, el mismo: Quitarle los objetos de valor que porten.

La Guardia Civil ha tenido en las últimas semanas conocimiento de hurtos en domicilios, normalmente viviendas de plantas inferiores o a pie de calle. En esta variante detectada, suelen actuar poco antes de cenar. Las autoras han sido un mínimo de dos mujeres. Se presentan en el domicilio de la víctima porque una de ellas acaba de sufrir una lesión en una pierna y necesita sentarse, mientras la otra va a buscar al marido, padre o familiar para que la traslade en coche a algún centro sanitario.

A partir de ahí, la supuesta lesionada mantiene ocupado al morador de la vivienda con su conversación, mientras la otra u otras fingen salir del domicilio haciendo sonar la puerta de la calle. Pero, lógicamente, se quedan. Aprovechan para registrar la casa y apoderarse de dinero y objetos de valor de la víctima. Con el botín en el bolsillo, finge regresar, que el coche está esperando y se van.

El modus operandi en esta clase de hurtos es muy variado. Básicamente se trata de ganar la confianza de la víctima. En Salamanca, la pasada semana, se consumó uno de estos hurtos. La delincuente se hizo pasar por un miembro de una ONG.

COMUNIDAD SEGURA

Además de todos estos consejos que recogen las campañas de las que les hablamos, no quiero olvidar que entre el 22 de julio y el 8 de septiembre estamos también en plena activación de la tercera fase de intensificación de actividades dentro del Plan estratégico de respuesta policial al consumo y tráfico minorista de drogas en zonas, lugares y locales de ocio.

“Con todo”, ha destacado Mercedes Martín, “los ciudadanos y ciudadanas de Salamanca y de Castilla y León deben saber que viven en una comunidad autónoma segura. Yo diría que es de las más seguras de España puesto que no alcanzamos las 30 infracciones penales por cada mil habitantes”.

Según ha añadido la delegada, “se cometen muy pocos delitos en comparación con otras comunidades autónomas de un país, España, que pasa por ser de los más seguros de la Unión Europea. Y eso es gracias al trabajo que realizan nuestras fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado”.

Para evitar que los meses de verano signifiquen un aumento de estas cifras es por lo que se va a intensificar la labor preventiva mediante información y vigilancia. “Contamos en Salamanca para conseguir este objetivo”, ha dicho Martín Juárez, “con más de 780 magníficos profesionales de la Guardia Civil”.

TRÁFICO Y MOTORISTAS

Entre ellos, los agentes del Subsector de Tráfico. Estamos en Salamanca, una provincia todavía conmocionada, como el resto de la comunidad, por el accidente que costó la vida hace poco más de una semana a cuatro jóvenes de Alba de Tormes.

“Sobre lo que se está haciendo”, en palabras de la delegada, ”estamos hablando de una persona investigada por cuatro homicidios por imprudencia, así que, a instancias de la Autoridad Judicial, se está realizando una minuciosa investigación. El Equipo de Reconstrucción de Accidentes de Tráfico sigue realizando sobre el terreno mediciones para determinar aspectos como la velocidad y desentrañar todas las causas que concurrieron en el fatal accidente”.

Según ha matizado “es importante, como es lógico, depurar responsabilidades pero tanto o más lo es saber cómo podemos entre todos evitar que un hecho tan trágico, tan doloroso, vuelve a repetirse.Trágico como el que ayer mismo ocurría en Vecinos y que costaba la vida al conductor de una furgoneta tras colisionar contra un camión”.

A juicio de Mercedes Martín, “la Dirección General de Tráfico está haciendo su trabajo. La Guardia Civil de Tráfico, también. Pero hay que seguir concienciando a las conductores de que tienen que cumplir las normas. Sobre todo las más básicas: No conducir bajo los efectos de bebidas alcohólicas o drogas, no sobrepasar los límites de velocidad, no distraerse al volante con elementos como el teléfono móvil y que todos los ocupantes del vehículo lleven puesto el cinturón de seguridad”.

La última campaña realizada es la intensificación de la vigilancia de las vías más frecuentadas por motoristas que se realizó este fin de semana. En lo que llevamos de año han fallecido en vías interurbanas españolas 160 motoristas, de ellos 152 usuarios de moto y 8 de ciclomotor.

Más de la mitad de los accidentes de motoristas durante el fin de semana son salidas de la vía, sin ningún otro vehículo implicado; en un tramo de la calzada curvo y con motos de más de 600cc.

Los estudios demuestran que la ropa de protección para los usuarios de moto reduce las lesiones en caso de accidente entre un 33 y 50%.

La DGT estudia, dentro del área de Normativa, un ‘Plan de medidas especiales para la seguridad vial de motocicletas y ciclomotores 2019-2020’, que suponen una actualización del Plan Estratégico para la Seguridad Vial de Motocicletas y Ciclomotores de 2007, y que contempla el agravamiento de sanción por no usar el casco y la obligatoriedad del uso de guantes.

Este es el único colectivo que ha visto incrementada la mortalidad vial durante 2019. Por otra parte, los guantes son otro de los elementos básicos en el equipamiento de los motoristas, ya que protegen las manos en caso de caída. De forma instintiva ante una caída lo primero que se hace para protegerse es apoyar las manos e intentar amortiguar el golpe.

No hay comentarios

Dejar respuesta