Clamor en redes por una calle para José Pinto en Ciudad Rodrigo

¿Avenida? ¿Calle? ¿Plaza? ¿Glorieta? Así es el procedimiento

FuenteJavier A. Muñiz
José Pinto con una camiseta de Ciudad Rodrigo en el concurso 'Boom' de Antena 3

Días después de que ‘sus’ Lobos de Boom se hayan adjudicado el mayor premio en metálico de la historia de la televisión, los mirobrigenses han arrancado una iniciativa para que José Pinto tenga también merecido premio, eso sí, a título póstumo. Debaten sobre si es más adecuado ponerle una plaza, una calle o una avenida, que, por cierto, a tenor de los visto en redes, es la opción predilecta de la mayoría de usuarios.

La huella que ha dejado el ganadero de Casillas de Flores, municipio de la comarca de Ciudad Rodrigo, y en la propia Miróbriga, que tan ilusionado iba a pregonar en el último Carnaval es innegable. Antes, un fatal infarto se lo llevó. Aún así estuvo muy presente en la celebración. Desde entonces, las corrientes de cariño y las muestras de respeto por parte de los ciudadanos han sido incesantes. También el recuerdo de excompañeros televisivos y personalidades de toda índole.

Ahora crece la intención de la ciudadanía de inmortalizar su nombre en el callejero de Ciudad Rodrigo. Una iniciativa popular que crece en aceptación y que podría hacerse realidad si pasa los trámites oportunos. Los cambios de nombres en el callejero requieren un procedimiento administrativo que tiene que ser aprobado por los órganos correspondientes.

Es importante señalar que, si bien el callejero es una competencia municipal puede estar condicionado por el Gobierno central, como ocurre, por ejemplo, con la Ley de Memoria Histórica, o la prohibición explícita de poner calles a terroristas. Ni mucho menos es el caso. En cualquier caso, la propuesta debería ser resulta en el seno de la Corporación del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo.

En primer lugar es necesario el desarrollo de un expediente detallado señalando el emplazamiento, el tipo de vía, ahora objeto de debate en redes, la toponimia, la nomenclatura predominante de la zona asegurando que el nombre no está repetido. Después, la propuesta debe ser aprobada por el órgano plenario municipal y, una vez resuelta la votación, se publicaría en el Boletín Oficial de la Provincia y, finalmente, se inscribiría en el callejero.

Así quedaría

Recreación publicada en redes

No hay comentarios