Perfecto ‘maridaje’ entre olivar y elecciones en Vilvestre

Vilvestre inaugura la XII Feria del Olivar con las miras puestas en la recuperación de los olivares perdidos y el conocimiento de esta cultura agroalimentaria en Arribes del Duero.

FuenteLuis Falcão | @luischiado
Un brindis por el olivar de Arribes del Duero./ FALCAO

Vilvestre inauguró esta mañana la XII Feria del Olivar con las miras puestas en la recuperación de los olivares perdidos y el conocimiento de esta cultura agroalimentaria en Arribes del Duero. Una inuguaración en la que también tuvo su protagonismo, y mucho, el ambiente político electoral que se vive en este país. Políticos y candidatos de un color y otro se dieron cita en este evento. Fue el caso de los candidatos a Cortes de Castilla y León, Salvador Cruz y María Montero, del PP y Cs, respectivamente. Pero también los diputados y candidatos a las Alcadías de Hinojosa de Duero por el PSOE y Carbajosa de la Sagrada por Cs, José Francisco Bautista y Jesús de San Antonio, respectivamente. Además, la diputada electa por Salamanca por el PP, María Jesús Moro, tampoco se perdió la visita a la Feria del Olivar. Después llegó la vicepresidenta de la Diputación de Salamanca, Chabela de la Torre, respetada en toda la comarca. Es decir, un perfecto ‘maridaje’ entre aceite y política.

Ya de lleno con la Feria, a media mañana, el alcalde, Manuel Domínguez, de otros ediles así como de alcaldes y concejales de la comarca, así como la presidenta de la Câmara Municipal de Freixo de Espada à Cinta, Maria do Cèu Quintas, inauguró esta muestra que, ante todo, busca acercar el mundo del olivo y sus productos a los visitantes.

Más allá de la política, lo cierto es que Vilvestre promociona el cultivo del olivo, enraízado en la vida social y económica del pueblo. Por ello, aunque no es una gran feria en cuanto a número de expositores e, incluso, en visitantes, no es menos cierto que la Feria del Olivar de Vilvestre, ya en su duodécima edición, se ha consolidado como un referente por el interés que concita el olivo y sus derivados en todo Arribes del Duero.

En esta ocasión, al margen de los diversos puestos/stands de productos relacionados con el olivo -aceite, aceituna…- así como de otros autóctonos de Arribes del Duero, la jornada matinal tendrá como eje la ponencia sober el aceite ecológico y una posterior cata, seguida de una degustación de productos de denominación origen de la zona.

La importancia del olivar en la cultura de Arribes del Duero ha sido muy importante en toda su historia. Importancia en la gastronomía por ese aceite recio, de color… tanto para fritos como para guisos y de untar -aún se recuerda el pan untado de aceite de oliva casero en desayunos y meriendas-, como para la economía familiar.

La importancia es tal que, concretamente en Aldeadávila de la Ribera, donde se goza de una moderna almazara, se llegan a recolectar más de 700.000 kilos de aceituna. Además, núcleos como Villarino de los Aires, con cerca de 200.000 -antaño era un gran productor de aceite-, Ahigal de los Aceiteros y San Felices de los Gallegos, suman cantidades cercanas a los 2 millones de kilos de aceituna.

Las ferias se ubican en Plaza del Rollo y Calle San Sebastián, ya que modifica su lugar para buscar un sitio más amplio con el fin de aumentar el número de stands y así contar con un número mayor de participantes dedicados a la comercialización de aceite, productos relacionados con el olivo y maquinaria para el olivar. Este año, se entregará un obsequio identificativo de las ferias, por la compra de productos (hasta finalizar existencias).

Como estamos en mayo, el carrilano aún recurda el refrán de la abuela Manuela, cuando decía «flor del olivo en Mayo, aceite para el año». Flores y muchas fue las que vio el camino, ay!

REPORTAJE GRÁFICO LUIS FALCÃO

 

 

No hay comentarios