Alcaldes y regantes buscan soluciones a la prohibición de la CHD

La incertidumbre reina tras la decisión de la Confederación Hidrográfica del Duero

FuenteRedacción

El alcalde de Santa Marta de Tormes, David Mingo, se ha reunido esta mañana con el alcalde de Carbajosa de la Sagrada, Pedro Samuel Martín, representantes de las comunidades de propietarios de las urbanizaciones y los regantes del Canal de Villagonzalo entre los que se encuentran los municipios de Machacón, Francos, Villagonzalo, Valdelagua, Aldebarán, Villas de Valdelagua y Átyka, para buscar soluciones ante la prohibición de regar expresada por la Confederación Hidrográfica del Duero.

Como indicó el alcalde de Santa Marta, David Mingo, “en la Junta de Explotación celebrada el pasado 19 de marzo la CHD comunica verbalmente a las comunidades de regantes del canal de Villagonzalo que aquellas zonas que están fuera de la zona regable no pueden regar y que anticipa la posible interposición de sanciones a la comunidad de regantes y usuarios que están regando. Durante 50 años muchos usuarios han estado haciendo uso del riego, pagando una tarifa y un canon establecido por la CHD por lo que esta manifestación nos extraña y nos llena de intranquilidad porque ni siquiera existe una comunicación por escrito. Ante esto queremos exigir al Ministerio para la Transición Ecológica y al Gobierno de España que aclare una situación que ha generado mucha intranquilidad y ante la que solo pedimos que se mantenga lo que ya existe desde hace años, pues en el caso concreto de Santa Marta se refiere a un agua que termina en el arroyo Requesenes y que solo se dispone en el caso de que exista”.

En otro orden de cosas David Mingo destacó que “los regantes de estos pueblos han invertido grandes cantidades de dinero en mejorar sus cultivos y ahora se ven ante una situación que carece de sentido”. A este respecto señaló que “vamos a defender a nuestros vecinos y a intentar que se pueda regar de manera inmediata, que no existan sanciones ni responsabilidades, puesto que llevan 40 años con un derecho histórico que ahora no vale de nada, ante lo que buscaremos una solución definitiva ya que la propia Confederación planteó soluciones que ahora parecen no valer”.

Por otro lado desde la Comunidad de Regantes se apunta a que “no se está haciendo un consumo extraordinario sino del agua sobrante, además el canal se modernizó hace once años, antes tenía 40 hectómetros de riego, y con la modernización solo consume 20, de modo que se ha bajado al 50 por ciento, por lo que no entendemos esta postura por parte de la Confederación especialmente en un año en el que no hay falta de agua”. Asimismo insistieron en que “la zona inicial tenía 5.000 hectáreas y ahora se riegan unas 500 menos porque han pasado a tener otro uso. Lo que se pretende ampliar no llega a eso. Todas las urbanizaciones de Santa Marta tendrían que regar con agua de boca, sin tener sentido que se tenga que depurar el agua para regar”.

No hay comentarios