Ayuntamientos afectados por la mina de Retortillo alegarán contra la CHD

Por no incluir las nuevas presiones a los cauces del Yeltes y el Huebra que generarán los proyectos mineros previstos en sus riberas.

FuenteRedacción
Una de las zonas valladas del proyecto minero de Berkeley, en Retortillo. Fotografía: I.H.

Los Ayuntamientos de la Mancomunidad Yeltes (Salamanca) afectados por el proyecto minero de Berkeley presentarán alegaciones a los Documentos Iniciales del Estudio General del Plan Hidrológico de la Demarcación Hidrográfica del Duero, por no incluir las nuevas presiones a los cauces del Yeltes y el Huebra que generarán los proyectos mineros previstos en sus riberas.

Así lo han manifestado los alcaldes de los municipios del entorno donde se pretende desarrollar el proyecto minero al diputado portugués del Parlamento Europeo José Ignacio Faria, a quien han recibido en una reunión este sábado en las zonas de Retortillo y Santidad, ubicados en los términos municipales de Retortillo y Villavieja de Yeltes respectivamente, en la provincia de Salamanca.

Según han indicado los consistorios afectados por el proyecto minero, en un comunicado remitido hoy, un grupo de alcaldes de los municipios del entorno han mostrar Faria su “firme rechazo” al proyecto con la entrega de una copia de las mencionadas alegaciones y los correspondientes anexos, para que “puedan ser elevadas a las más altas instancias de la Comunidad”.

Más allá del recurso contencioso-administrativo que el Ayuntamiento de Villavieja de Yeltes interpuso ante el Tribunal Supremo de Castilla y León, contra la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) y Berkeley Minera España, ahora la Mancomunidad Yeltes, constituida por los Ayuntamientos de Bogajo, Pozos de Hinojo, Moronta, Yecla de Yeltes, Fuenteliante, Villares de Yeltes y Villavieja de Yeltes, junto a otros municipios como Boada o el Cubo de don Sancho, presentan estas alegaciones a los Documentos Iniciales del Estudio General del Plan Hidrológico de la Demarcación Hidrográfica del Duero.

Los alcaldes de esta comarca, según el comunicado, entienden que el “alto valor ecológico” de los ríos Yeltes, Huebra y afluentes, el estado general de sus aguas y la “especial” situación “crítica” de algunos de los taxones de ciprínidos endémicos que albergan, hacen que las nuevas presiones puntuales que ejercerán tanto las captaciones de aguas propuestas para de estos cauces, como la eliminación de vertidos industriales de categoría I con sustancias peligrosas sean “incompatibles” con los objetivos de la Directiva Marco de Agua.

Además, los propios Documentos Iniciales del Plan Hidrológico de la Demarcación Hidrográfica del Duero evidencian un “alto riesgo de no alcanzar el buen estado en dicho periodo, ya que de los 27 tramos reconocidos, la CHD estima que en 21, lo que supone el 80 por ciento de ellos, el riesgo es “alto”, mientras en los seis restantes el riesgo es “medio”.

Asimismo, los alcaldes han mostrado a Faria la localización de los proyectos mineros previstos en la zona y han descrito las omisiones de los correspondientes vertidos y captaciones de agua autorizadas y previstas en el citado Plan Hidrológico.

Concretamente, como han agregado en el comunicado, el citado documento omite la concesión de extracción de agua y la concesión de vertidos Retortillo-Santidad y la presión del incremento del impacto radiológico, así como no recoge la previsión de extracción para la concesión de explotación Lucero-Zona 7 y la previsión de los correspondientes vertidos.

Además, ignora la previsión de vertidos de mina wolframio de Barruecopardo, no incluye los vertidos sin controlar de la Mina Caridad, en Villavieja de Yeltes, y omite la presión difusa de toda la actividad minera prevista.

No hay comentarios