Unos mil senderistas disfrutan de la naturaleza en las laderas de Vilvestre

Vilvestre celebró este domingo la Marcha de Senderismo Arribes del Duero, con unos 14 kilómetros de recorrido con un nivel de dificultad medio, el disfrute fue todo emoción en una jornada primaveral

La vicepresidenta de la Diputación, Chabela de la Torre, junto al alcalde de Vilvestre, en el inicio de la marcha./ FALCAO

Cada segundo domingo de marzo, como ya es tradición, los amantes del senderismo y la naturaleza tienen en Vilvestre una cita con la Marcha de Senderismo Arribes del Duero que, este año va ya por la 24 edición, y para este viajero parece que fue ayer y la vio nacer. Son cerca de mil personas las que realizan este recorrido por los caminos y veredas más singulares de esta bella localidad de Los Arribes del Duero, que llevarán al caminante a descubrir espectaculares paisajes de estas tierras del Duero. Una marcha en la que, acompañando al alcalde, Manuel Domínguez, se encontraba la vicepresidenta de la Diputación de Salamanca, Chabela de la Torre, asidua en esta zona a todo tipo de eventos.

Comienza la andadura en el Rollo de Justicia dejando el pueblo atrás y tomando rumbo hacia “El Caño el Sierro”, continua camino hacia la encina centenaria desde donde desciende hasta el arroyo de La Nava, donde se puede ver “El Molino de la Luisa”, antiguo molino harinero que solo funcionaba los meses que el arroyo llevaba agua.

Sube por el sinuoso y empinado sendero de “El Jigarral”, toma aire para continuar el paseo por “La Nava” hasta el “Monte Gudin” donde hará el habitual alto de avituallamiento para saborear las exquisitas naranjas del lugar.
Con las energías renovadas los pasos conducirán entre alcornoques y enebros hacia La Corona, un mirador natural con privilegiadas vistas de los arribes. Comienza el descenso hasta “El Huerto Parra” para llegar a “las Torres” antigua torre de vigilancia fronteriza.

En el final del trayecto se encamina hacia “La Barca”, donde habrá degustación de una suculenta comida y disfrutar del paisaje maravilloso que ofrece el río Duero.

REPORTAJE GRÁFICO LUIS FALCÃO

No hay comentarios