La Catedral de Ciudad Rodrigo estrena claustro restaurado

Además, hay un nuevo punto de información turística

FuenteEuropa Press
Aspecto de la Catedral de Ciudad Rodrigo / Foto: Twitter Fundación Santa María la Real

La Catedral de Ciudad Rodrigo (Salamanca) ya luce su claustro, recientemente restaurado con la inversión de más de un millón de euros financiada por la Junta de Castilla y León, y su nuevo punto de información en la Puerta del Perdón, diseñado dentro del Plan Románico Atlántico.

La puesta de largo de ambos recursos ha corrido a cargo del director general de Patrimonio Cultural de la Junta de Castilla y León, Enrique Saiz, y del presidente de la Fundación Iberdrola España, Fernando García, quienes han estado acompañados por el administrador apostólico de la Diócesis, Jesús García Burillo, y representantes de la Fundación Santa María la Real, instituciones implicadas en el desarrollo del Plan Románico Atlántico

La intervención llevada a cabo en el claustro a lo largo del pasado año supone “la restauración definitiva de todo el espacio claustral de la Catedral mirobrigense, y de sus cuerpos anejos”, según ha detallado la Junta.

Con ello, tal y como ha remarcado, se han solucionado “los persistentes problemas de humedad que le afectaban, especialmente graves para la piedra arenisca de la localidad a causa de sus características”.

Esta obra ha conllevado la ejecución de cámaras de aireación y drenaje que garantizarán la evacuación de las aguas y ha renovado las cubiertas con la incorporación de una solución constructiva que garantiza la estanqueidad.

Además, el proyecto ha acometido la limpieza y consolidación de la fachada exterior este, de los paramentos de los muros del claustro y de la capilla de San Jerónimo, y ha restaurado la totalidad de las puertas de madera originales.

Por lo que respecta al nuevo punto de información del Románico Atlántico en la Catedral mirobrigense, la intervención ha cumplido “un doble objetivo”, que ha consistido en “facilitar la conservación preventiva del edificio y mejorar su difusión y gestión”.

Para lograrlo, la Puerta del Perdón se ha transformado en punto informativo y de recepción del visitante, mediante la instalación de una proyección audiovisual y expositiva, que “resalta los valores artísticos y evangélicos de la portada gótica y permite una aproximación a los objetivos de Románico Atlántico”.

Prevención

Otro de los aspectos a los que el Plan ha dado “especial relevancia” ha sido la de facilitar la conservación preventiva del edificio al incluirse en el sistema de monitorización del patrimonio (MHS) de la Fundación Santa María la Real.

Con este fin, los responsables del proyecto han instalado una red de 36 puntos de control, equipados con diferentes sensores y dispositivos, que permite “controlar online y en todo momento” el estado en el que se encuentra la catedral, y facilitar a sus gestores “información precisa” de parámetros como temperatura, humedad, luminosidad, radiación solar, concentración de CO2 e, incluso, alertar de la posible presencia de xilófagos.

La monitorización del templo servirá para obtener datos reales sobre su estado de conservación y permitirá saber “con exactitud” si aspectos como, por ejemplo, la humedad detectada en losas y encintados del pavimento en los meses de invierno, afecta negativamente al edificio o a los bienes que alberga.

Otra actuación que incide en la conservación preventiva ha sido la instalación, en la Capilla del Sagrario, de varios bancos calefactados, con los que se trata de ofrecer mayor comodidad a las personas que visitan la seo, y propiciar, además, un consumo energético “más eficiente”.

Esta actuación ha sido cofinanciada por la Fundación Iberdrola y por la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, con un importe total que asciende a 300.000 euros.

Finalmente, para promover que se valore el patrimonio y con el reto de acercar el Plan Románico Atlántico a la sociedad, los presentes en el acto han dado a conocer la publicación del libro ‘Es divertido restaurar’, que parte de la imagen de la catedral mirobrigense y que propone a los más pequeños diferentes juegos y actividades para “entender, conocer y disfrutar el patrimonio”.

Catedral

Dedicada a Nuestra Señora Santa María, la construcción de la Catedral de Ciudad Rodrigo comenzó avanzado el siglo XII, y continuó durante los siglos XIII y XIV, según los datos aportados por la Junta de Castilla y León.

Lo que se inició como un proyecto románico tardío, se materializó en “un gran edificio gótico”, con planta de cruz latina, cabecera de tres ábsides y crucero. Cuenta con tres portadas, levantadas en distintas épocas la de Amayuelas del XIV, al norte; la de las Cadenas al sur, con “una magnífica decoración escultórica” y, a los pies del templo, el Pórtico del Perdón o la Gloria, que acoge el punto de información.

No hay comentarios