Diputación de Salamanca, el pleno de las «ocurrencias»

La Diputación de Salamanca rechaza, con los votos de los grupos Popular y Ciudadanos, que Óscar Puente pida "priorizar inversiones" para Valladolid

FuenteLuis Falcão | @luischiado
Pleno de la Diputación de Salamanca celebrado esta mañana

El pleno de la Diputación de Salamanca se ha convertido esta mañana, más que un lugar para discutir y solucionar los problemas que asolan a los despoblados pueblos de la provincia, en unas Cortes Regionales bis, donde los líderes regionales -en la sombra- han tenido el mayor protagonismo sin ser protagonistas. El asunto en cuestión era ‘criticar’ al alcalde de Valladolid, el socialista Óscar Puente, por esas declaraciones que toda la oposición regional ha aprovechado a saco para hacer partidismo.

Óscar Puente, como alcalde de Valladolid y no como portavoz de la Ejecutiva socialista, pedía «priorizar las inversiones y colaboración de las distintas administraciones en esta ciudad en detrimento del resto de capitales y provincias de Castilla y León». Hasta ahí, nada que objetar en cuanto que como alcalde pide lo mejor y el máximo provecho para su ciudad. El problema surge cuando se le busca el lado político y, más, como alto cargo de la Ejecutiva de Sánchez. He ahí el asunto en cuestión y que, además, estamos en previos electorales.

El documento, con los votos a favor del PP y Ciudadanos, la abstención de Ganemos Salamanca y en contra del PSOE, recoge otros puntos, como el de «instar a dicho regidor a no seguir los pasos de su antecesor, (el ex alcalde del PP Francisco Javier León de la Riva) y evitar posiciones de enfrentamiento entre las ciudades de la Comunidad», que es el segundo de los apartados. Es que debe salir a colación el enfrentamiento, en aquellos tiempos, entre dos correligionarios populares como León de la Riva y Julián Lanzarote. Ambos haciendo proselitismo de su ciudad sin importar esa «solidaridad» que ahora se cacarea.

En tercer lugar, la moción aprobada pide que «la Junta de Castilla y León y el Gobierno de España sean equitativos y objetivos a la hora de colaborar económicamente con las nueve provincias» y, finalmente, insta a «dar traslado de estos acuerdos al alcalde del Ayuntamiento de Valladolid, al presidente de la Junta de Castilla y León, y al presidente del Gobierno de España». En fin, cosas vanas de la política provincial que, mucho nos tememos, como en otras cuestiones del tipo, que sus ‘excelencias’ se las pasarán por el forro de sus entretelas.

Pero es que vivimos tiempos de ocurrencias, de aquí y de allá y de más allá. Ningún dirigente político queda libre de este pensamiento repentino sobre algo que hay que hacer y, en la mayoría de los casos, no queda en más que eso, una idea inesperada. Y, de paso, hacer daño, político, ay!, al contrincante.

Es que la portavoz socialista, Carmen García, no sabemos si su idea es ganarse las primarias del PSOE para ir de número dos a las Cortes de Castilla y León por Salamanca, pero lo cierto es que busca repercutir en los medios su imagen. Como una ocurrencia también, aunque no falta de cierta socarronería, mostró su sorpresa por que la moción hace referencia al anterior alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, por ser «una persona que tienen amortizada y porque se va con Vox». Toma ya! Y a partir de ese momento convirtió el pleno en «un mitin de Luis Tudanca«, bien corrigió el portavoz popular Carlos García Sierra.

Ciudadanos, sorpresivamente, también tomó partido en una guerra que ni va con ellos ni tiene por qué ir. A pesar de esa «insolidaridad y desprecio» que mencionó Manuel Hernández. Y, el remate lo hizo el diputado de Ganemos Gabriel de la Mora. No es la primera que acontece, pero bueno, puso la guinda al pastel de las ocurrencias cuando aseguró que al PP ni se le había ocurrido cambiar el nombre de la Diputación de Segovia que figuraba en el escrito. Ya sabemos que el presidente de la Diputación segoviana es Francisco Vázquez, a la sazón secretario regional del PP y, como tal, número dos de Alfonso Fernández Mañueco. Cosas, ay!

La Diputación rechaza la idea de Cs para impartir cursos en Nuevas Tecnologías

Entre otras muchas cuestiones, La Salina ha declinado aprobar la iniciativa del Grupo Provincial Ciudadanos (Cs) para instar a la Junta a llevar a cabo unos cursos educativos acerca del uso de las Nuevas Tecnologías e Internet, encaminados a reducir la brecha digital que existe en la provincia.

En este sentido y durante su intervención en el Pleno, el diputado de Cs, Jesús Luis de San Antonio, ha condenado el rechazo del resto de Grupos y ha subrayado “la necesidad de poner remedio al escaso empleo que se hace de las Nuevas Tecnologías” ya que éstas “son una herramienta muy útil y accesible que ayudaría a promover el potencial económico y social que tiene el mundo rural”. “Es fundamental que los salmantinos entiendan que las Nuevas Tecnologías sirven como impulso y desarrollo para todo tipo de negocios”, ha señalado De San Antonio que ha añadido que, “de hecho, la venta de productos y el intercambio comercial a través de Internet es una realidad de nuestros días”.

En cuanto a la iniciativa de Ganemos sobre la posibilidad de que León pueda ser una Comunidad Autónoma propia, el representante de la formación liberal ha dicho que “los problemas y prioridades de los castellanos y leones son otros” como “la sanidad, el trabajo precario, la falta de infraestructuras y la falta de oportunidades” asique “centrémonos en ellos porque, además, en Ciudadanos creemos en Castilla y León”.

Otra ocurrencia más para cerrar el pleno.

 

No hay comentarios