Alarma por la caza controlada de ciervos en El Bosque bejarano

El Ayuntamiento de Béjar está realizando un control de la población de estos venados que moran la Finca Renacentista El Bosque y la actuación, que cuenta con los permisos pertinentes, ha generado inquietud entre los vecinos

Los vecinos de Béjar han percibido este lunes cómo en la Finca Renacentista El Bosque se estaba llevando a cabo la caza de algunos de los ciervos que moran el lugar. Rápidamente la alarma se ha extendido en redes sociales bajo la incierta premisa de que alguien había irrumpido en esta zona protegida para masacrar a los animales sin escapatoria. Lo cierto es que se trata de un control de la población que cuenta con todos los permisos necesarios y realizado por una empresa especializada.

Según ha explicado a este diario el concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Béjar, Alejandro Romero, los responsables del área venían observando algunos problemas originados por el crecimiento de la manada. Entre ellos, los destrozos que venían ocasionando en la Finca y la desaparición de los brotes de árboles nuevos que arrancaban para alimento. Además, algunas cabezas presentaban la enfermedad de sarna, según acreditan los informes veterinarios que maneja el Ayuntamiento.

Asimismo, Romero ha reconocido que este control de la población de ciervos en El Bosque es un proceso que lleva en marcha al menos un año y que ha seguido estrictamente todo los procedimientos protocolarios con las entidades que tienen competencia en El Bosque, especialmente la Delegación de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León. Reconoce que barajaron la idea de soltarlos, pero la Junta canceló el permiso porque habrían quedado sin control y podrían significar un peligro en las carreteras.

Finalmente, el edil ha dejado claro que la actuación se está llevando a cabo por medio de especialistas, en presencia de un veterinario y con el conocimiento de la Guardia Civil y el Seprona, y la Policía Nacional y Policía Local. Sin embargo, según ha revelado, y siguiendo el consejo de los responsables técnicos, se ha decidido acometer la caza controlada sin publicidad para no generar alarma, aunque, al final, la confusión entre los vecinos ha sido inevitable.

No hay comentarios