La Línea del Duero se cuela en la Cumbre Hispano-Lusa

De cara a la Cumbre Ibérica Hispano-Lusa que se celebrará en Valladolid, el próximo 21 de noviembre. Cabe recordar que la línea ferroviaria del Duero está actualmente activa entre Porto y Pocinho (en la parte portuguesa) y entre Salamanca y La Fuente de San Esteban (en la parte española), pero los dirigentes portugueses del Duero, apoyados por los partidos políticos españoles, quieren que llegue hasta Salamanca.

Comboio Histórico do Douro

La puesta en funcionamiento, nuevamente, de la conocida y atractiva Línea del Duero, que hasta 1985 cubría el trayecto Porto-Salamanca por Barca d’Alva, vuelve a estar de actualidad y, más, cuando el 21 de noviembre se reunirán en Valladolid los primeros ministros de España, Pedro Sánchez, y Portugal, António Costa, en una nueva Cumbre Hispano-Lusa. Así, los dirigentes muncipales del Duero, de Régua a Miranda do Douro, reclaman al Gobierno portugués y reivindican la prolongación del tramo ferroviario desde Pocinho hasta la frontera con Salamanca (Barca d’Alva), porque consideran este proyecto “económico y justificado”.

Era el 8 de diciembre de 1887 cuando concluyó la obra ferroviaria más importante de finales del siglo XIX, era el sueño cumplido de los habitantes de los pueblos comprendidos entre La Fuente de San Esteban y La Fregeneda, que preveían un mayor desarrollo con esta nueva vía de transporte en una provincia. Pero el sueño no duro mucho. La llegada del transporte por carretera apagó las ilusiones en el noroeste salmantino, y poco a poco el número de viajeros puso límite al trasporte ferroviario. Así, el 1 de enero de 1985 se cierra al tráfico de trenes,

Aunque es una reivindicación que nunca se ha olvidado, desde aquel nefasto 1 de enero de 1985, por las zonas limítrofes de España y Portugal. Ahora vuelve a coger fuerza gracias a la iniciativa de la Dirección General para las Políticas Urbanas y Regionales de la Comisión Europea que, a través de la consultora alemana KWC, realizó un estudio denominado ‘Análisis exhaustivo de las conexiones fronterizas de transporte y los fallos en las conexiones de las fronteras interiores de la UE’. Estudio del que, por cierto, tienen conocimiento los gobiernos de ambos países. De otra parte está si muestran interés en el mismo o no. Y, ahí, es donde desean incidir los líderes políticos de frontera, tanto de un lado como de otro del Duero, de cara a la XXX Cumbre / Cimera Hispano-Lusa.

El Tren del Duero en la estación de Pocinho./ FALCAO

Documento de la Comunidad Europa, ‘missing link’

El documento elaborado a petición de la Comisión Europea, al que ha tenido acceso NOTICIASCYL, identifica la Línea del Duero entre Pocinho y España, y entre Barca d’Alva y La Fuente de San Esteban (para su unión con Salamanca) como un ‘missing link’ (falta de conexión) y pasó a ambos gobiernos, al Ministerio de Fomento de España y al Ministério do Planeamento e das Infraestructuras de Portugal, un modelo basado en la búsqueda del potencial de viajeros para esa línea, la oferta previsible de trenes, las necesidades de inversión y hasta la financiación comunitaria posible. Simplemente se está a la espera de que respondan ambos gobiernos. Otro motivo más para que los dirigentes vecinos presionen en la Cumbre entre Sánchez y Costa.

Además, Infraestructuras de Portugal ya había realizado en 2016 otro estudio sobre la Línea del Duero. Ese estudio concluye que “la modernizción de la Línea del Duero y la reapertura de la conexión internacional por la frontera de Barca d’Alva permite aumentar las ventajas competitivas de esta infrestructura, con vista a la potenciación del transporte de pasajeros, unido con lo que respecta al turismo, y la captación de flujos de mercancías que pueden surgir de la explotación de las minas de Moncorvo y del puerto de Leixões para las principales plataformas industriales de Castilla y León y España”.

Inversión de 578 millones de euros prevista en Bruselas

Vía férrea entre La Fregendda y Vega Terrón

Conviene tener presente que el estudio de la CE para la reapertura del tren entre Pocinho-Barcha d’Alva-La Fregeneda-La Fuente de San Esteban, tras tres décadas cerrado tendría una inversión de 578 millones de euros, ya previstos por la propia Comisión en ese estudio. Pero, sobre todo, esta línea presenta un aliciente económico añadido, porque ese estudio solo hace referencia al transporte de viajeros, mientras que no acoge el transporte de mercancías, como plusvalía económica y de recuperación de una de las zonas más deprimidas y de mayor índice de despoblación de toda la Comunidad Europea.

Aumentar la oferta ferroviaria en el Duero, sea de pasajeros o de mercancías, no es una nueva realidad. Más bien todo lo contrario, es la recuperación de un tiempo perdido, devolviendo a estas zonas al desarrollo a través del aumento de tráfico ferroviario a todo un amplio territorio transfronterizo que posee mucho más que belleza paisajística. A lo que se suma la necesidad de dar salida a las mercancías que llegan al puerto de Leixões, que ha batido récords, con destino a España y el resto de Europa. Y ahí sí entra la inversión de la Comunidad Europea para el periodo 20-30 si ambos gobiernos se convencen y plantean esta cuestión en la mesa del Consejo de Gobierno en Bruselas.

No hay comentarios