Fuerte controversia en Ciudad Rodrigo para acoger los restos de Franco

La propuesta del alcalde de Águeda, anteriormente del Caudillo porque esta pedanía mirobrigense fue fundada por el dictador en 1954, ha generado un intenso debate en las redes sociales. Partidarios y detractores de que Franco sea enterrado allí tras su exhumación del Valle de los Caídos se enzarzan en un intenso debate

FuenteRaúl Martín
Letrero no oficial a la entrada de Águeda donde aún permanece el apellido del Caudillo retirado oficialmente / Foto: Europa Press

La propuesta deGermán Florindo, alcalde de Águeda (anteriormente del Caudillo, apellido retirado para cumplir la Ley de Memoria Historica), pedanía de Ciudad Rodrigo, para acoger los restos de Franco una vez sean exhumados del Valle de los Caídos, genera una gran controversia en la comarca mirobrigense. Y eso que la propuesta no es nueva, pues el primer edil sólo ha reiterado la petición que ya hiciera en verano de 2017.

La noticia ofrecida ayer por NOTICIASCYL ha generado un importante debate a través de las redes sociales, con cientos de comentarios tanto en Facebook como en Twitter. Partidarios y detractores de que el dictador sea enterrado en el lugar que fundó en 1954 se enzarzan en un intenso debate.

Quienes apoyan la propuesta consideran que podría ser una fuente de ingresos en forma de turismo, a tenor de las colas vistas durante el pasado fin de semana en el Valle de los Caídos antes de la exhumación y todas las personas que pasan por este lugar cada año. Incluso se ironiza con que sería mejor que reabrir la mina de uranio. También se justifica que Franco dio trabajo a todas las familias de Águeda y ayudó a la comarca.

Los detractores recuerdan todos los asesinatos y la represión que propició la dictadura franquista, por lo que la comarca de Ciudad Rodrigo no debe acoger los restos a modo de homenaje, menos de una persona que fue aliada del genocida Hitler. Hay quienes recuerdan que todavía no saben dónde están enterrados sus familiares fusilados.

A partir de aquí se entrelazan estos recuerdos con la situación del mercado laboral (que si con Franco había trabajo y ahora no, pero con el dictador se malvivía y ahora no), la inmigración (que si con Franco había más control y ahora no, pero con el dictador había que emigrar para malvivir y ahora no) y la delincuencia (que si con Franco había más seguridad y ahora no, pero con el dictador no había libertad y sólo represión) en un debate sin fin que a buen seguro continuará.

El PSOE critica al que fuera su alcalde

Por otro lado, el PSOE de Salamanca ha emitido un comunicado en el que muestra «un total y frontal rechazo» a la intención mostrada por el alcalde de Águeda, Germán Florindo. De igual forma, la dirección de los socialistas salmantinos recuerda que este alcalde pedáneo no es militante ni está afiliado al PSOE, pues ha pasado al grupo mixto, y que cualquier decisión, manifestación o declaración, «sólo le representa única y exclusivamente a él, reservándose todos los derechos y las actuaciones que estén a su alcance por tanto, contra cualquier tipo de decisión, manifestación o declaración que se realice en este sentido».

Además, el PSOE de Salamanca quiere condenar los insultos y difamaciones dirigidas por este alcalde pedáneo contra el secretario general socialista y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, además de señalar que «resulta muy penoso y lamentable que un alcalde, cargo público que debe representar a todos sus vecinos, dedique tan graves improperios hacia un presidente del Gobierno».

No hay comentarios