Enusa ofrece su experiencia para tratar suelos y aguas contaminadas

El nuevo presidente, José Vicente Berlanga, que tomó posesión a finales de julio, ha repasado con la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virgina Barcones, y con la subdelegada en Salamanca, Encarnación Pérez, los intereses de la empresa pública en esta provincia

José Vicente Berlanga, Virginia Barcones y Encarnación Pérez / Foto: Delegación del Gobierno de Castilla y León

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, ha sido informada por el nuevo presidente de ENUSA Industrias Avanzadas, José Vicente Berlanga, de que esta empresa pública tiene capacidad y experiencia suficiente para gestionar de forma integral residuos peligrosos y no peligrosos y para tratar suelos y aguas contaminadas.

Lo hace a través de la Empresa para la Gestión de Residuos Industriales (EMGRISA) que participa en el tratamiento de residuos industriales en ciudades como Valladolid. El presidente de ENUSA, que tomó posesión a finales del pasado mes de julio, ha querido destacarlo puesto que “se nos relaciona exclusivamente con los elementos combustibles nucleares cuando estamos también detrás del rescate medioambiental de muchas zonas o del tratamiento de residuos urbanos”.

Enusa, que está participada en un 60 por ciento por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), y en el 40 por ciento restante, por el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT), dispone en la localidad salmantina de Juzbado de una fábrica de elementos combustibles nucleares que recibe energía de una planta de biogás ubicada en sus inmediaciones. Esta planta es una instalación pionera en Castilla y León en el tratamiento de residuos agroganaderos y agroindustriales para la obtención de energía.

En cuanto a la antigua mina de uranio de Saelices el Chico, cerca de Ciudad Rodrigo, dejó de funcionar en el año 2000 y está en fase de desmantelamiento y clausura. Berlanga ha indicado que “la Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha concedido ya la pertinente declaración de impacto medioambiental para la recuperación de la zona donde estuvo esta instalación, en Saelices”.

En el repaso dado durante la reunión a los centros con las que cuenta Enusa en Salamanca, en el polígono industrial de la capital, tiene su sede social ETSA, una filial del grupo que se creó en 1996. Es una empresa de transportes especiales que opera con todo tipo de transportes, tanto nacionales como extranjeros, en toda su extensión y con cualquier modalidad y mercancía. Incluye hidrocarburos, productos químicos, material radiactivo y, sobre todo, mercancías de la industria farmacéutica.

Tanto la delegada del Gobierno en Castilla y León como la subdelegada en Salamanca han quedado emplazadas a una próxima visita a las instalaciones que la empresa pública tiene en Juzbado.

Mina de uranio

Virginia Barcones se ha interesado también por el punto de vista de la empresa pública sobre las actividades mineras de Berkeley en Salamanca. Berlanga ha destacado que Enusa “no tiene nada que ver con estas actividades que están al margen, quedan fuera, no pertenecen ni han pertenecido nunca al ámbito de las reservas mineras de titularidad de Enusa”. Se refiere a que las instalaciones mineras proyectadas por Berkeley en los términos municipales de Retortillo, Vitigudino, Villavieja de Yeltes y su comarca no forman parte de las reservas del Estado.

Berlanga, que se ha reunido en Valladolid con la delegada del Gobierno y con la subdelegada de Salamanca, Encarnación Pérez, en una primera toma de contacto, ha recordado que “hace años, Enusa firmó una adenda con Berkeley para la posible explotación de las reservas del Estado en el área de Alameda”. Pero, el 17 de julio de 2012, la empresa pública, en palabras de su presidente, “se desvinculó de Berkeley y de la eventual explotación efectiva de los yacimientos que tenía por objeto el consorcio constituido. Entre estos yacimientos nunca estuvo la zona de Retortillo al no pertenecer a las reservas de Estado”.

“Por lo tanto”, ha insistido José Vicente Berlanga, “ninguna de las localizaciones de las que se está hablando ahora está comprendida dentro o forma parte de ninguno de los aprovechamientos mineros objeto de los mencionados acuerdos de los que Enusa, además, ya se desligó en 2012”.

No hay comentarios