Los pueblos recogen firmas contra “una situación sanitaria tercermundista”

Llevan ya miles por toda la provincia de Salamanca reclamando a la Consejería de Sanidad más médicos para los centros de salud, reponiendo a quienes se jubilan, están de baja o incluso fallecen (se han dado varios casos este verano). Así, los consultorios médicos de los municipios más pequeños podrán recibir más visitas por semana y evitar traslados a población envejecida

FuenteRaúl Martín
Letrero en el consultorio médico de El Pedroso de Armuña, protestas en Aldehuela de Yeltes y en Guijuelo

El malestar en los pueblos de la provincia de Salamanca por la escasez de médicos se extiende cual virus que se propaga sin que se ponga remedio. Hay consultorios médicos sin consulta desde hace tres semanas porque los facultativos no dan abasto para atender pacientes en los centros de salud de referencia o en urgencias, debido a que no se han repuesto las plazas de jubilaciones, bajas, vacaciones e incluso fallecimiento de facultativos.

Hasta el Defensor del Paciente considera que se mantiene el mismo número de médicos y de medios, lo que se traduce en “una asistencia tercermundista en el medio rural con peligro para los pacientes a los que se lleva de romería, de pueblo en pueblo. Además los servicios de emergencias son insuficientes, al igual que las farmacias y todo lo que un paciente necesita para una atención digna”.

Una situación que ya ha tenido sus consecuencias sobre pacientes, como uno de Saucelle que tuvo que pasar una odisea hasta que llegó al hospital de Salamanca porque el helicóptero medicalizado estaba en Ávila y la comarca de Vitigudino no tiene UVI móvil, por lo que tuvo que llegar una desde Ciudad Rodrigo.

Por este motivo, en muchos pueblos de Salamanca han comenzado a recoger firmas de protesta para entregarlas a la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León. Suman ya miles en los cuatro puntos cardinales del territorio charro. Pero el malestar va en aumento y podría incluso desembocar en medidas de protesta más contundentes.

Por ejemplo, ya ha habido manifestaciones en Guijuelo y Aldehuela de Yeltes, recogidas masivas de firmas en Mogarraz, El Pedroso de la Armuña y Rágama. Pero las protestas y encierros en centros de salud y consultorios médicos de finales de 2012 y comienzos de 2013 pueden volver a repetirse. Uno de los pueblos que protagonizó aquella revuelta ciudadana contra la supresión de las urgencias, Barruecopardo, es uno de los más molestos con la situación que se está viviendo este verano por la escasez de sustituciones de médicos y trabajadores de enfermería que se encuentran de baja o están de vacaciones. Los municipios afectados comienzan a coordinarse para una medida de presión conjunta.

No hay comentarios