Miles de hippies invadirán Sotoserrano para un festival de música electrónica

Regresa 'The Lost Theoy', un festival musical que en 2016 se saldó con tres detenidos por tráfico de drogas y un cadáver flotando en el río Alagón

Momento de la edición de 2016 / Foto: The Lost Theory Festival

Sotoserrano se prepara para una nueva edición de ‘The Lost Theory Festival’. Un evento musical que este año se celebra por séptima vez y que está señalado entre los días 12 y 18 de julio. Se espera la llegada de miles de aficionados a la música electrónica psicodélica y amantes de la naturaleza procedentes de toda Europa que podrán aunar sus pasiones en un entorno privilegiado de la Sierra de Francia y también de Las Hurdes, junto al cacereño municipio de Riomalo de Abajo.

En su programación oficial ‘The Lost Theory Festival’ alude a la magia del psytrance para expandir la mente con una experiencia audiovisual de calidad y con artistas experimentales que ayudan a disfrutar de las delicias de la naturaleza. Además, invita a entrar en el “laboratorio” para el deleite con los limites de la electrónica con ‘psychedelic techno’, ‘progressive’ y música experimental. Todo ello en la búsqueda de creación de paz y relajación a través de la pureza de la música y la decoración orgánica.

Lo cierto es que durante 2016 el festival estuvo envuelto en la polémica por el consumo y distribución de sustancias estupefacientes. De hecho, según informaba Europa Press, el 25 de agosto de ese año agentes de la Sección de Intervención Rápida de la Comandancia de Salamanca, con ocasión de los dispositivos de seguridad establecidos en los accesos al festival detuvieron a una pareja, un hombre y una mujer de 32 y 28 años, por vender sustancias estupefacientes.

Eran residentes en Suiza y llevaban 108 gramos de anfetamina, 18 gramos de polen de hachís, 2 gramos de MDMA, 4 gramos de quetamina, 7 gramos de éxtasis, 70 pastillas de LSD-25, 10 bolsas impregnadas en anfetamina y una seta alucinógena diseccionada en dosis. Asimismo, se incautaron numerosas sustancias de corte para adulterar la droga, una báscula de precisión y bolsitas de plástico para la distribución de las dosis, y un total de 4.390 euros en moneda fraccionada.

Un día más tarde, efectivos de la Guardia Civil detuvieron a otro joven de 27 años por el mismo motivo en el marco del dispositivo puesto en marcha con motivo del festival. Según informó la agencia Europa Press, el joven era residente en la castellonense localidad de Benicasim y se le intervinieron 16 gramos de cristal MDMA, 25 gramos de speed, cinco de cocaína y 187 pastillas de éxtasis.

Aunque lo más sorprendente y sin duda alguna lo más trágico fue el hallazgo de un cadáver flotando en las aguas del río Alagón a su paso por Herguijuela de la Sierra. Según informó el Servicio de Emergencias de Castilla y León, el 112 había sido alertado sobre la aparición de los objetos personales del fallecido junto al puente del Arenal en dicha localidad. Se creía que podían pertenecer a un hombre que había sido visto practicando apnea en la zona y que no había vuelto a ser visto. Era un joven italiano de 25 años, T.C., flotando en una poza entre dicha localidad y Sotoserrano, donde una semana antes se había celebrado la edición de 2016 de ‘The Lost Theory Festival’.

La organización espera que este año sea menos movida y durante los últimos días se ha afanado en acondicionar la zona para que durante una semana la música y la naturaleza sean las protagonistas. ‘Flota y fluye a través del ambiente’, propone.

No hay comentarios