Sancti-Spíritus celebra el día grande de las fiestas del Corpus

El párroco bendice a los nacidos en el año en el altar de flores de la familia Varas

loading...

Con la iglesia parroquial abarrotada durante la misa (mucho calor en el interior) y la posterior procesión del Santísimo por las calles, alfombradas de tomillo, los vecinos de Sancti-Spíritus celebraron hoy su fiesta grande. La misa estuvo amenizada por el grupo Santarem Folk.

Durante la procesión, en la que también participaron los jóvenes que acaban de tomar la Comunión, el párroco, Gabriel Ángel Cid, procedió, como viene siendo habitual, a la bendición de los niños nacidos en el año, que aguardaban pacientemente junto a sus madres en el altar de flores que prepara la familia Varas.

El Santísimo, portado por el párroco, iba bajo palio. Un palio que, a falta de mayordomos, sujetaban miembros de la Corporación municipal, con el alcalde, Bienvenido Garduño, a la cabeza, así como por mayordomos de años anteriores.

Las fiestas continuaron el día anterior con una novillada sin picadores en la que participaron cinco alumnos de la Escuela de Tauromaquia de Salamanca, que cosecharon siete trofeos, y por la noche con la verbena en el Caño a cargo de Orquesta Espectáculos Benítez.

Acaso la afluencia de público a las fiestas está siendo menor que otros años. Y ello debido sin duda a dos factores: uno, las elevadas temperaturas de estos días, y otro, el hecho de que las celebraciones del Corpus coincidan en numerosos pueblos de la comarca desde que la Iglesia decidió trasladar la celebración del Jueves de Corpus al domingo siguiente.

Así, fiestas como las de Sancti-Spíritus, que siempre se celebraron en la infraoctava del Corpus, son ahora fiestas del Corpus propiamente dichas, de manera que coinciden con las de Béjar, La Fuente de San Esteban, Vitigudino, Ledesma y un largo etcétera. Es decir, una competencia entre pueblos que no se daba hasta hace unos años, cuando se decidió celebrar el Jueves de Corpus al domingo siguiente.

Y según hemos podido saber, el mismo fenómeno se ha repetido en todos los pueblos que han celebrado el Corpus este fin de semana.

Mañana, tras las patatas ‘meneás’ que el Ayuntamiento ofrece a los vecinos, vuelve de nuevo el encierro a caballo, el segundo, y por la tarde, la novedad este año de un toro del cajón en la zona del río, que, a buen seguro, concitará el interés de numeroso público, tal como sucede en otros pueblos.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta