El bien vuelve a triunfar en una concurrida Loa de La Alberca

Cientos de albercanos y visitantes se han agolpado en el Solano para contemplar esta ancestral representación del auto sacramental

FuenteJavier A. Muñiz / Redacción

En La Alberca, los ritos se hacen celebración y tradición y los albercanos se visten con trajes hermosísimos, heredados de sus antepasados. Siguen vivas muchas costumbres tradicionales. Aunque no se descubran a primera vista, ni en un viaje rápido, están arraigadas en lo más profundo del sentir de su gente, perpetuadas a lo largo de los siglos, es herencia de nuestros antepasados. Al viajero de ojos curiosos se le muestran en toda su esencia, transportándolo a través del tiempo a lugares y épocas de leyenda, en otros sitios olvidados.

Cada 16 de agosto, después del encierro matinal por las calles del pueblo, y de que las campanas de la iglesia convoquen a los vecinos, se celebra en el Solano la Loa, un auto sacramental en el que se escenifica la victoria del bien sobre el mal. Pero con la particularidad de que es uno de los autos sacramentales medievales más antiguos de España, el decorado único de La Alberca y la peculiaridad de sus personajes.

El más destacado sin duda es el conocido como la serpiente, un monstruo con cuerpo y cabeza de chivo, y con siete cabezas de serpientes, que representan los pecados capitales. Sobre sus lomos hace aparición el demonio, y comienza un espectáculo pirotécnico, simulando el fuego del infierno. El demonio tienta a los galanes que van a celebrar la fiesta de la Asunción, pero en esos momentos aparece el Arcángel San Miguel y comienza una batalla entre las fuerzas del bien y del mal.

No hay comentarios

Dejar respuesta