Las cosas de palacios

FuenteTomás Hidalgo

Andan los “palacios” del PSOE y del PP en el Campo de Peñaranda un poco alterados. Resulta que determinado partido que venía a regenerar, lleva esta palabra a su realidad más contundente.

Prácticas clientelares y de aprovechamiento propio, no solo han sido desechadas del Ayto. Sino que (en aras de la regeneración anunciadas sobre practicas inapropiadas las que “presuntamente” enriquecían el patrimonio de un concejal del PSOE de la anterior legislatura) han sido llevados a la fiscalía. Y es que no le ha quedado más remedio al Alcalde, después de que, tratando de solucionar el asunto en el ámbito propio del Ayto. por medio de una comisión de investigación, en un pleno reciente, el Partido Popular rechazase tal postura con la ayuda de ese concejal sospechoso.

No creerían en el PP que el Alcalde tomase postura tan contundente de recurrir a la administración de justicia, tratando con ello, de que se quedara en una brabata, y así, todo en casa, aprovechar la débil posición del implicado una vez rechazada su actuación por el PSOE y que aún hoy sigue siendo a pesar de todos concejal, (no ha sido colocado en el lugar correspondiente de los no adscritos) no se sabe por que esperanza o supuesto….repito: aprovechando esa debilidad del sospechoso y la división en el PSOE, está el Partido Popular tratando de sumárselo, apropiárselo para sí, y así dar números suficientes en una futura moción de censura de la que ha volado por los cielos de Palacios recientes sospechas de su celebración.

Esta tardando el actual Alcalde de investigar la legislatura del PP en pos de averiguar que las prácticas consuetudinarias, es decir, el uso y la costumbre no se hubiesen apoderado de esa legislatura también, ya que parece el PP no hacer ascos a quien presumiblemente la ha practicado repito, para recibir el apoyo en una futura moción de censura que quedaría, de llevarse a cabo, vacía de legitimidad y llena de intereses particulares los del Concejal implicado y los del Partido Popular.

Los beleginos tienen la oportunidad de dejar a un lado las divisiones partidistas y exigir que sus representantes no se ensucien por prácticas de semejante cariz, que debían y deben estar fuera del ámbito político. Suya, la del Partido Partido es la responsabilidad de no ensuciar el nombre de Palaciosrubios. El actual Alcalde Felix Cáceres ha llegado para regenerar, hacer las cosas bien, y vaya si lo está haciendo.

No hay comentarios

Dejar respuesta