La Generación X

Antonio Jiménez Rodríguez, abogado salmantino, diplomado en práctica jurídica, Director General de AECCAL-Asociación Española de Certificación de Calidad y Auditoría Legal, Director de la Escuela de Negocios de Salamanca y candidato a la alcaldía de Salamanca por el partido político CSD (Contigo Somos Democracia)

FuenteAntonio Jiménez

Es la nacida entre los años 1964 y 1983, es decir son los que hoy tienen entre 35 y 54 años. Son los descendientes de los últimos conservadores que añoraban que su hijo o hijos fuesen sacerdotes o militares y sus hijas amas de casas casadas con un hombre de provecho, son aquellos que rompieron con el status quo establecido hasta el momento, por otro orden de cosas y valores, algunos de ellos fueron hippies, practicaron el sexo libre, o consumieron LSD (droga productora de alucinaciones).Han vivido de todo, desde la televisión en blanco y negro, los cumpleaños con chocolate con churros hecho por la madre o la abuela, el despegue y apogeo del el rock and roll, la televisión en color, los primeros ordenadores, los primeros videojuegos, el video Beta, el VHS, internet, Windows, los teléfonos móviles, las redes sociales, las TVs de última generación, el iPOD, etc.

La Generación X es una generación plagada de funcionarios, mandos intermedios y autónomos que aman los gustos de los años 80, las amistades duraderas y la perpetuidad de valores que se les inculcaron cuando eran niños. Es una generación a la que no le ha quedado otro remedio más que adaptarse a los cambios y además lo ha hecho bien. Son además personas muy comprometidas en desarrollar sus relaciones interpersonales y laborales en eso se diferencian de los Millenials, y que se adaptan muy bien a los cambios tecnológicos y sociales y eso les diferencia de la generación que les precede en edad,los “boomers”.

Para la generación X, quizás la mejor formada de la historia de España con la EGB de los años 80 y su bachillerato integral, Internet y las redes sociales más que un espacio de ocio y tiempo libre pues las sienten como un lugar donde encontrar el beneficio propio, ya que ven que pueden desarrollar negocios, leer periódicos digitales sin coste, recabar información útil para su vida personal, laboral o profesional y esto les diferencia de los millennials que ven internet y las redes como un espacio de comunicación, esparcimiento y ocio.

La Generación X es la de los cambios radicales, fueron los primeros hijos de familias disfuncionales, los primeros que conocieron de forma normal a un psicólogo, los primeros que hicieron deporte al aire libre, los primeros que corrieron maratones, etc. Pasada su adolescencia, dejaron aparcados sus sueños y utopías de cambiar el mundo y se dedicaron a trabajar sobre lo seguro, sobre lo que la realidad les dejaba la posibilidad de conseguir en sus vidas y, creyendo únicamente en ellos mismos.

Esta generación ama y anhela el buen vivir. Quieren disponer de la última tecnología, el mayor confort posible, vestir, comer y beber bien, les encanta viajar y conocer mundo. Una gran mayoría se define como individualistas y solitarios, les gusta la diversidad. Son fieles así mismos pero no ven mal la infidelidad hacia terceros.

Crecieron bajo la influencia televisiva y por eso son más realistas y escépticos que su generación anterior. Quieren buscar que todos sus problemas tengan una solución o una respuesta rápida, tienen en su ADN la necesidad de competir
aunque en el ámbito laboral prefieren trabajar en equipo sin ordenes de un jefe pues no creen en las jerarquías y son capaces de mantenerse de un modo informal frente a cualquier autoridad, como si fuese uno más, pues la mayoría se creen lideres y nadie es más que ellos.

En comparación con los empleados de su generación precedente se sienten más cómodos trabajando en grupos mixtos que de forma individual y les gusta utilizar la tecnología en el trabajo, anhelan la conciliación de su vida personal con la familiar y la laboral.

Al haberse criado en un mundo donde la imagen y el sonido predominaban (radio, televisión y cine) tienen una consideración sobrevalorada la estética, la belleza y su imagen personal. Ven el trabajo fundamentalmente como una fuente de de ingresos y crecimiento personal o profesional. Por ello es fácil verles vestir en sus trabajos con traje y corbata o con trajes chaqueta y en cambio en un fin de semana con una camiseta, jeans rotos y deportivas, dando una vuelta o acudiendo a algún concierto o espectáculo de cualquier tipo.

Como conclusiones acerca de esta Generación X, decir que son individualistas en su vida personal pero en su vida laboral les encanta trabajar en equipo y en una relación de igual a igual con sus jefes o autoridades. Anhelan el equilibrio entre su vida personal, familiar y laboral. Desean ganar dinero pues una vida de pobreza y sin comodidades les aterra. Saben adaptarse a vivir en épocas tanto de bonanza económica como de recesión. Son multifuncionales y tienen un nivel de conocimientos elevado pues es la generación mejor preparada de las que actualmente existen y además son muy competitivos pues se les alentó a estudiar y a competir desde muy jóvenes. Su rasgo de ADN es su diplomacia corporativa que es esa capacidad para entender e interpretar a las dos otras principales generaciones con las que conviven (los millenials y los boomers). Son comprometidos pero sólo con lo que consideran justo y es la generación que más ambiciona el poder y el bienestar personal.

No hay comentarios