¡Señor Castilla y León!

Entre primos anda el juego

FuenteLuis Falcão / @luischiado
loading...

La teoría del inconsciente que formuló Sigmund Freud supuso un hito para la historia de la psicología. Ese submundo extraño y fascinante generador de fantasías, de lapsus e impulsos incontrolados nos permitió por fin ver gran parte de los trastornos mentales no como enfermedades somáticas, no como enfermedades del cerebro, sino como alteraciones puntuales de nuestra mente. No decimos que existan mentes enfermas, ¡por Dios! Sí que el insconsciente, en muchas ocasiones, juega malas pasadas a sus señorías, de las Cortes cidianas o de la Carrera de San Jerónimo.

Eso le aconteció al bueno de don Luis Fuentes en su réplica al presidente que ya quiso ‘jubilar’, Juan Vicente Herrera. Desde la bancada popular ‘provocaron’ al orador, y en uno de esos momentos en que se pierden los nervios, que no los papeles, don Luis espetó, tal cual, ‘Señor Castilla y León’. Además, como haciendo de las Cortes Consistorio salmantino dijo a Fernández Mañueco «señor alcalde, no me dirijo a usted». Cosas del inconsciente cuando andamos en esas de ocupar yo lo que deseo pierdas tú. El rifirrafe entre Herrera y Fuentes, duro, muy duro por ambas partes, es todo un síntoma de los tiempos que esperan, y deben esperar las huestes de Ciudadanos, porque el PP va a la ‘yugular’, con Fuentes que «no deja morir en paz políticamente» al presidente Herrera. Risas en la bancada…

Como va de inconscientes, en esta ocasión no traicionó a Pablo Fernández, el portavoz de Podemos, que se llevó el discurso bien preparado. Seguía el guión tal cual y sin olvidarse de una coma… «Increíble, no lo lee» decían perplejos en el palco de prensa. Fernández obvió a Herrera, porque toda su carga, bien repleta de dinamita, iba lanzada contra «Mañueco al borde de un ataque de nervios, o quizá, ‘El ansia’ e incluso ‘El hombre que pudo reinar, pero que no lo logró dada ‘La caida del Imperio Romano’ que representa esa facción del PP, la que encabeza el señor Mañueco, que tras el desplome de M. Rajoy está inmersa en un ‘Viaje a ninguna parte'» cerramos paréntesis. Son palabras de Pablo Fernández, no nuestras.

Un debate casi insulso en su totalidad. Sin carga. Sin contenido político. Sin altura de miras y, mucho menos, de oratoria florida. Eso sí, el presidente, al que todos dan por ‘jubilado ya’, es su último Debate de Política General, fue el más acertado en sus intervenciones. No la de la mañana, que resultó larga, pesada y llena de datos y cifras que aburrieron hasta al apuntador durante una hora y media larga, con presencia destacada de la nueva delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, a la pudimos saludar dada su manifiesta cercanía y amistad. Era como el cierre del paréntesis del Gobierno Herrera. Ya por la tarde, se vio al Juan Vicente pleno, parlanchín, jocoso, divertido, maestro de esgrima y fajador en la distancia corta. Él contra todos, pero no todos contra él. La diana estaba un sillón más atrás… y solo uno la supo ver.

Decíamos que fue un debate pobre. Cifras, más cifras y temas ya más que tratados y conocidos. Despoblación, que todos critican y no se logra frenar. Desempleo, para gustos hay cifras. Sanidad y sus mareas y hospitales y urgencias y listas de espera para no acabar. Educación, Turismo, Cultura… y Ordenación del Territorio. Ay! el consejero de Presidencia, De Santiago-Juárez -no es hombre para bromas-, cómo saltó gestualmente contra el podemita Fernández cuando nombró a la ‘bicha’ del abandono del mundo rural, sobre todo por los jóvenes.

Un debate que la oposición, en este caso el socialista Luis Tudanca, dejó pasar con más pena que gloria. Si el portavoz del PSOE hizo una primera parte elogiable, cuando llegó el momento de la réplica se vio al político más de sopapos. Un discurso con sus réplicas y contraréplicas cargado de mantras, de un lado y de otro. Los socialistas se encuentran en un momento tal que flotan. Parecen sumidos en un pedestal y como que la cosa no va con ellos. ‘Míreme a la cara, señor Tudanca!, tuvo que decirle Herrera, porque el socialista ‘jugaba’ a no dar importancia al presidente que se va… Su caza parece otra, pero no disparó.

Un pleno con un debate pobre. La oposición se equivocó de estrategia. Parecía que tras tres años aún no conocían las artes dialécticas de Herrera. Además, salvo Podemos, el resto de formaciones no buscaron la diana. Dispararon a quien ya no juega. Claro, muy claro, lo dejó evidente Luis Fuentes de Ciudadanos, cuando dijo al presidente que se encontraba nervioso por las elecciones. Y Herrera, avezado, jocosamente se sacudía los brazos. No era su juego, don Luis.

El único que supo entender el momento, la persona y el lugar fue Pablo Fernández. Sabía que el adversario no estaba en el banco azul. Y fue contundente y certero, tras agradecer al presidente Herrera lo mucho que «he aprendido con usted en la oratoria», cuando espetó «lo echaré de menos a partir de junio del próximo año, pero más lo echarán de menos sus compañeros del PP». He ahí la cuestión. Pues eso.

Cumbres borrascosas de azul gaviota

Volviendo sobre la mente subconsciente, diremos que es la mente emocional. Aquella que se deja llevar por los gustos, los deseos y el corazón. Subconscientemente creamos fuertes enlaces neuronales hacia ciertas cosas o personas. Es la encargada en sí, de nuestros sentimientos, pues es la mente que nunca olvida. Como no olvidó Herrera a ‘viejos políticos’, ahora que tanto se habla de nueva política… Porque las encuestas de ahora son las que son y los votos son los que son, vino a decir, unos uno, otros cinco, otros diez, otros 23 y ellos, pues eso, 42 . Y en estas decimos adiós al tercer curso político de una legislatura agotada, aunque «aún me queden ocho meses» espetó Herrera. Pero no!

Ahora llegan tiempos electorales con serias turbulencias en el PP que tendrá un proceso de primarias, algo que por la cafetería de las Cortes se le afeaba a Fernando Martínez Maíllo, crear esta jaula de grillos, porque «la Iglesia, por ejemplo, no tiene primarias», dijo un procurador azul gaviota a este periodista. Muchos decían que apoyaban a Pablo Casado, todos ellos de la facción, digamos, no afín a la direccion actual de CyL. Pero no! Cuando han conocido que Maíllo estaba en Zamora con Casado, han saltado como ‘apestados’ de la galera. Todo son conjeturas e interrogaciones. Todo puede pasar, aunque entre dos mujeres antagónicas y uno que también huele a ‘aparato’, algun tapado de los que ahora no pintan nada pueden llevarse ese factor sorpresa tan sui generis en los procesos de primarias. Es, en fin, buscar lo nuevo para barrer y quemar todo lo viejo…

Y tras estas tormentas del PP, comenzára en septiembre/octubre el último curso parlamentario de la legislatura donde ya ondearán las banderas preelectorales, porque la cita de mayo se presenta entretenida y, suponemos, con muchas incógnitas a resolver que ni las encuestas serán capaces de vaticinar. A esperar, cachis!

PD.: Por cierto, a este periodista llegó una información, a contrastar, de unas obras de una plaza de una ciudad del Reino de León -son tres provincias, eh-, cuyo coste inicial parece ser que se ha multiplicado por diez. Cosas.

 

No hay comentarios