De tapados va la historia

Entre primos anda el juego

Los acontecimientos corren frenéticos en una primavera de vértigo. De escalofríos por el frío, pero también porque vivimos tiempos políticos de convulsiones que, como decía la canción, cambian de blanco a negro en menos que canta un gallo. Algo tendrán estos tiempos que alguien de vestir tan ‘normal’ o de calle, como la socialista Virginia Barcones, una de las manos derechas, e izquierdas, de Luis Tudanca, que ahora manda mucho, apareció por el hemiciclo -solo se la veía en los momentos de votar, cuando siempre ha sido fiel seguidora del acontecer dialéctico-, acicalada de manera especial. ¿Por qué será…? El viernes saldremos de dudas. Todo es posible.

El acontecer en el hemiciclo, y más en la cafetería de las Cortes de Castilla y León, era todo un muestrario de los tiempos que corren si se miraban las caras de sus señorías. De pavones, como un pavo real, se llega a la gallina clueca; los que veían luz, ahora observan tinieblas. Son los nuevos tiempos que todo lo mudan. Como mudan los modos y las formas en el atril. Se nota que los tiempos electorales ya han hecho acto de presencia. ¡Y de qué manera!

Es el caso del presidente regional del PP, Alfonso Fernández Mañueco, en esa improvisada, por no esperada, intervención para ‘exigir’ al nuevo Gobierno de Pedro Sánchez ciertas cuestiones que subieron la temperatura política. Habló, hablamos, de despoblación, PAC, carbón, térmicas, financiación… ¿Alguien daba fé de lo que allí sucedía? Pues que los portavoces, salvo don Luis Fuentes, ni subieron al estrado para replicar a Mañueco… Unos decían que “si subo lo barro”, otro “ni caso…”, y la socialista Ana Sánchez, siempre ‘guerrera’, espetó, “qué bien le sienta la oposición”… Cosas de estos tiempos.

No es menos cierto que el mensaje de Fernández Mañueco, más que a la oposición, iba dirigido al corazón del Grupo Popular. Fue, a mi modesto entender, como un golpe encima de la mesa en estos tiempos tan convulsos e imprevisibles para hacer notar quién manda y maneja el timón. Allí, atentamente y sin mover una pestaña, seguía la intervención el aún presidente Juan Vicente Herrera. ¿Hasta cuándo y por qué? He ahí la pregunta del millón.

En estas, los aplausos al presidente popular en la región, que aún no de la Junta, fueron atronadores. El PP domina como nadie la puesta en escena. Pues eso, que entre tanto aplauso una señoría sacaba demasiado la cabeza y miraba hacia su izquierda y aplaudía y aplaudía -como las pilas Duracell- y seguía aplaudiendo para que el líder se fijara en su enfervorizado proceder. Decían por el lugar que ya pasaba tres cuartos de lo mismo cuando mandaba férreo el presidente Lucas, que tenía fama de ser muy dado a rodearse de tiralevitas. Hay cosas que no cambian, cachis.

Hubo tiempo, entre tanta PNL, para disfrutar de un café con el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, siempre tan atento. Es cierto que las obras del Hospital de Salamanca marchan a buen ritmo. Ya decía este periodista en otros artículos que algún gesto/acto viviremos no pasado mucho tiempo. A esperar.

Alegría fue la que se llevó bajo el brazo el joven alcalde socialista de Benavente, Luciano Huerga, tras la aprobación por unanimidad por parte de la Cámara de la modificación de la ley que declara el área funcional estable de Benavente, que podrá participar “de forma inminente” en las medidas de apoyo y colaboración económica dispuestas por la Junta para todas las áreas que forman el mapa de ordenación urbana de Castilla y León. Ay! el Bierzo. Esa undécima ‘provincia’, que la décima es la añorada Portugal… Una comarca a la que se va a asimilar a una “simple mancomunidad a cambio de cuatro perras”, palabras de la podemita Lorena González, que es de León.

Desde Ciudadanos, el procurador José Ignacio Delgado, que sabemos controla territorio como nadie, ha apoyado la modificación en “coherencia” con su discurso en materia de Ordenación del Territorio y convencido de que Benavente tenía que ser un área funcional estable por su distancia con Zamora o que incorporar el municipio de Quintanaortuño en el área funcional de Burgos y La Vid y Barrios en el de Aranda de Duero tiene “toda la lógica del mundo”, palabras en el hemiclico.

Decíamos que de tapados y tapadas va la historia. Pues eso, que en corrillos de un color y otro se hablaba mucho de la ex ministra Isabel García Tejerina, ahora que se ha quedado compuesta y sin cartera. Aunque diputada del PP por Madrid, es de Valladolid. Cosas ‘malvadas’ de sus señorías.

Y tapado está un candidato por el PP para el Ayuntamiento de Salamanca con el que ya han existido contactos. No piensen no, que no está en la Corporación actual, y no es quienes casi todos piensan, poque el bigote no está de moda en estos tiempos que lo suyo es ir bien rasurado, como los jugadores del Madrid, o con barba como Rajoy. Pues eso, todo en su momento.

Después de una jornada rara de Lopeteguis, Máxims, Hierros, Floren, Rubiales y Urdangarines, “¿Tú sabes el gusto que da tumbarse en la cama todas las noches, mandar una pierna a Francia, la otra a Inglaterra y quedarse dormido como un tronco sin remordimientos de conciencia?”, cachis. Lo decía Paco Martínez Soria.

No hay comentarios