«Cualquier estatua sería mucho más dinámica que el equipo de Gobierno»

El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento considera que se ha involucionado a hace cuatro u ocho años y critica a los miembros del Gobierno, los concejales de PP y Ciudadanos, de estar unidos solo por los intereses personales

FuenteJavier Vicente

El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Salamanca, José Luis Mateos, hizo un repaso a las políticas del equipo de Gobierno durante el año pasado y se refirió a lo que puede venir en el futuro en un desayuno informativo organizado por el PSOE en el Colegio Arzobispo Fonseca.

Allí se refirió en repetidas ocasiones a la «opacidad y falta de transparencia» del tándem formado por PP y Ciudadanos, así como de su «falta de coordinación y de entendimiento». De hecho, afirmó que «cualquier estatua sería mucho más dinámica, ágil y transparente» que ellos.

Basó estas afirmaciones, entre otras cosas, en la aseveración ya realizada sobre las inversiones municipales con «más del 60% en el cajón, con más de 28,5 millones de euros no invertidos». Sobre ello, aseguró que la respuesta no ha tenido que ser fácil. «Han tardado quince días en contestar», comentó.

Por otro lado, habló sobre el «interés por privatizar servicios municipales» por parte del equipo de Gobierno y comentó, como ejemplo, la gestión de las instalaciones deportivas: «Lo han dejado caer». Al tiempo, también se refirió a la gestión del transporte urbano, donde en el cambio necesario que se debía realizar por una sentencia no se entró a hablar sobre la posibilidad de municiparlo o en la decisión de nombrar por libre designación al secretario del Ayuntamiento. «Dice mucho de cómo el PP patrimonializa las instituciones».

Relaciones PP y Ciudadanos

En lo referente a la relación del Gobierno de coalición, volvió a repetir que se trata de una hidra de tres cabezas, la del alcalde, la de Ana Suárez y la de Fernando Rodríguez. «Dentro del PP debe haber tensiones que explican que no haya presupuestos», comentó al hablar de la mayoría absoluta con la que cuentan ambos partidos. «Tienen todos los elementos para que lo puedan hacer».

De hecho, reiteró en su idea de que nunca ha habido «una gestión más poco transparente y dinámica» y habló de una involución en el Ayuntamiento a hace cuatro u ocho años. «El alcalde es opaco. Nadie sabe lo que quiere. Hay una pugna entre los concejales de Ciudadanos y PP».

Sin embargo, les auguró un recorrido largo por «los intereses personales» que les unen. «Eso es una línea roja» de todos, reafirmó, así como que no ha habido ningún tipo de evolución en el Gobierno. «Cuando algo se hace mal y se consolida, puede ser una involución», dijo.

El PSOE

Sobre su partido, lo mostró como «moderado y positivo». «Estamos comprometidos con Salamanca. La evocación al consenso del Gobierno municipal no se traduce de verdad», habló, refiriéndose, por ejemplo, a las propuestas de un Plan de Empleo y una Mesa sobre ello que fueron tumbadas por el equipo de Gobierno. «Son iniciativas sin maldad».

Así, comentó que de unas quince mociones presentadas, apenas una tercera parte han sido aprobadas. Pese a ello, afirmó que «no todo es malo» en el equipo de Gobierno. «En algo habrá acertado. No soy catastrofista pero hay más carencias que puntos positivos«.

Además, se mostró como reivindicativo esté quien esté en el Gobierno, al contrario que el alcalde, cuyo espíritu ha sido «repentino». «Yo le voy a apoyar porque soy coherente», aseveró, y comentó que le ha enviado una carta donde se ofrece a acompañarle y mediar con el Gobierno y la Junta sobre los asuntos para la ciudad. «Jugar a la política partidista cansa y no es beneficioso«.

Entre los asuntos que faltan por hacer dependientes del Gobierno, de esta manera, habló sobre los compromisos ferroviarios o inversiones como la rotonda de Buenos Aires. «No voy a dejar de ser exigente. Yo no tengo problemas de personalidad«, reiteró.

No hay comentarios

Dejar respuesta