Miguel de Unamuno, profeta en sus tierras

Su casa natal en Bilbao ha aparecido con una pintada de su cara. En Salamanca, aluvión de visitas a la Casa Museo Unamuno, incluida la de Pedro Sánchez en campaña

FuenteJavier Vicente
loading...

Miguel de Unamuno está de moda, si es que alguna vez no lo estuvo. Alejandro Amenábar y ‘Mientras dure la guerra’, la película más nominada a los Goya, ha puesto su figura de nuevo sobre la palestra para ser adorado (y criticado) por propios y extraños.

En Salamanca nunca se fue. Su legado ha quedado perenne a través de la Casa Museo, su estatua frente al lugar en el que falleció o diferentes asociaciones que le rinden homenajes, coloquios o charlas. Nunca le han permitido irse del todo.

Sin embargo, la película ha levantado el interés de las más altas esferas y del pueblo raso. El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ya visitó la Casa Museo Unamuno en una visita exprés donde firmó en el libro y fue obsequiado con una antología del exrector de la USAL y su famoso discurso en el Paraninfo.

Su visita no fue sino una más del aluvión que se está teniendo por parte de salmantinos y turistas, que quieren saber más de la figura del de Bilbao.

Y es que aunque en Salamanca se le tenga devoción, ello no quita la que también sienten en la capital vizcaína. No en vano, en la vivienda donde nació también han creado arte sobre vandalismo con una pintada de su cara sobre otras que no aludían precisamente a Miguel, como han publicado medios locales y nacionales.

No hay comentarios

Dejar respuesta