Santiago Muñoz Machado anima a un acuerdo en Cataluña

Ha sido investido como doctor honoris causa en la USAL. Muestra su preocupación por el lenguaje de las "máquinas hablantes"

FuenteEuropa Press
loading...

El director de la RAE, Santiago Muñoz Machado, ha reconocido que le preocupa «mucho» la utilización de la lengua por las «máquinas hablantes» que ya están presentes «en los bolsillos, en la muñeca, en casa, en la nevera o el horno».

Así lo ha expresado antes de ser investido como doctor honoris causa por la USAL. Esta tecnología, dice, habla actualmente como les han pautado sus empresas creadoras, y el propósito de Muñoz Machado es que eso cambie y ofrezcan su información «como dice la academia y no como dice Google, como dice Microsoft».

Por ello, ha puesto de relieve el convenio firmado recientemente por la RAE con Telefónica, Google, Microsoft, Amazon, Twitter y Facebook.

En este acuerdo, la academia ha pactado que esas entidades tecnológicas «enseñen a hablar como dice la RAE».

Así lo ha señalado en un encuentro con los medios de comunicación minutos antes de comenzar su acto de investidura como doctor honoris causa por la Universidad de Salamanca (USAL), una cita académica que ha tenido lugar en el Paraninfo de la institución académica y que ha contado, entre otras personalidades, con la presencia del presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y del rector de la USAL, Ricardo Rivero.

Precisamente en el mismo encuentro con la prensa y en relación con la situación actual de la Real Academia Española, Muñoz Machado ha dicho que a su llegada a la dirección de la académica se encontró una entidad «un poco débil» pero que ahora está «muy bien», entre otros motivos por un Gobierno que escuchó las «necesidades» de la RAE.

Actualmente, la histórica organización dispone de «buena voluntad y fuerza», afronta su «funcionamiento ordinario» con fondos estatales y suma el apoyo de patrocinadores y mecenas en el desarrollo de distintos proyectos.

Muñoz Machado destacado que la RAE es «la institución cultural más importante de España», cuenta con «prestigio» internacional y dispone de «capacidad de gobernar» en una comunidad conformada por más de 570 millones de hispanohablantes.

El jurista y director de la RAE ha animado a trabajar sobre el Estatuto de Cataluña para buscar «el fruto de un acuerdo», pues un referéndum de autodeterminación «es tabú con buenas razones porque la Constitución no lo permite» pero la modificación del estatuto sí podría servir para «ajustarlo a una realidad actual».

En un encuentro con los medios de comunicación, antes de ser investido honoris causa por la Universidad de Salamanca, ha reconocido que la situación política actual «preocupa a cualquier ciudadano que se tome en serio su país» y que, sin ser político y sin tener «gran afición» por ello, sí que tiene «gran afición a España y gran afición al Estado».

Por ello, tras reconocer una sentencia por el ‘procés’ que ha calificado como «inevitable» y que aplaude por los términos en los que «se ha formulado», ha instado a que los gobernantes no trasladen «responsabilidades» propias al poder judicial.

Ante ello, ha añadido: «Todos los poderes públicos, cada cual en su función, tienen que hacer lo preciso y desde luego hay que idear en común soluciones para las reclamaciones que se están formulando, para tratar de encajar el problema en la Constitución».

Después, Muñoz Machado ha remarcado que el estatuto de autonomía es «un gran invento desde el punto de vista de la incorporación al Estado de estructuras territoriales autonómicas» y que su uso «hay que seguir empleando», pues es «una pieza muy flexible para establecer todavía algún tipo de regulación que pudiera ser el fruto de un acuerdo».

En cuanto a si se ha ignorado el tema y no se ha dado una discusión de alto nivel intelectual, ha reconocido que «la política, en general, no se mueve en niveles de alto calibre intelectual» pero que los ámbitos universitarios sí que se han preocupado de este asunto y que están «roncos» de tanto hablar sobre el tema.

No obstante, ha mostrado optimismo y ha dicho: «Las cosas al final cunden y somos pacientes, hay que ir convenciendo al personal, que está muy extremoso, poco a poco, sobre todo cuando al final del camino se percibe que no hay nada y lo que hay es un precipicio o una pared».

No hay comentarios

Dejar respuesta