Formación municipal para actuar en caso de atragantamientos

El Ayuntamiento ha formado ya a más de 300 personas para dar respuesta en edificios municipales

FuenteRedacción
loading...

El Ayuntamiento de Salamanca dispone de un dispositivo para actuar ante un atragantamiento y evitar la asfixia en edificios municipales. Durante la pasada primavera fueron distribuidos por edificios municipales 30 ejemplares destinados a utilizarse completando la maniobra de Heimlich. Para su correcto uso, desde entonces se han impartido cursos de formación entre más de 300 personas entre agentes de la Policía Local, Bomberos y trabajadores de los centros de mayores.

El objetivo de la Concejalía de Salud Pública es llegar a todos los empleados municipales con estos cursos de formación que se imparten de forma periódica por técnicos especializados en prevención y actuaciones de emergencia.

En la distribución de los dispositivos, cuyo número se incrementará próximamente, se han priorizado las dependencias con más presencia de niños y donde se desarrollan actividades con personas mayores.

Estos dispositivos pueden ser utilizados en caso de asfixia por atragantamiento como primeros auxilios a cualquier persona, independientemente de la edad, enfermedad, trastorno u otra condición relacionada con la salud. Con poca formación, cualquier persona puede utilizarlo junto con la maniobra de Heimlich que se realiza de forma manual para evitar la asfixia por atragantamiento.

¿Cómo funciona?

El atragantamiento es una de las principales causas de muerte infantil, sobre todo bebés, y en España se produce un fallecimiento por atragantamiento cada seis horas, según estadísticas oficiales sanitarias. La falta de oxígeno, si se prolonga por más de cuatro minutos, puede causar daños cerebrales serios, derivando en una muerte cerebral si se prolonga hasta los diez minutos. Por eso es fundamental poder actuar con la máxima rapidez y agilidad sobre la víctima, garantizando las máximas posibilidades de supervivencia. Además, hay personas con un potencial riesgo de atragantamiento por padecer enfermedades como asma, disfasia, esclerosis múltiple, Parkinson y parálisis cerebral, entre otras.

Lo primero que se debe hacer ante un caso de atragantamiento es realizar la maniobra de Heimlich, pero hay personas para quienes es contraproducente o puede resultar dificultoso, como personas en silla de ruedas, mujeres embarazadas, niños pequeños y personas con obesidad mórbida. De ahí la importancia de disponer de estos aparatos adquiridos por el Ayuntamiento de Salamanca para facilitar la forma en la que responden las personas en una emergencia por atragantamiento, pudiendo salvar vidas.

El dispositivo funciona en segundos, liberando la obstrucción de las vías aéreas por medio de succión, ya sea una obstrucción de comida o de un objeto inorgánico. Con una válvula patentada que impide empujar la obstrucción hacia el interior de las vías aéreas, contiene tres mascarillas de tamaños diferentes, incluyendo una pediátrica, por lo que se adapta a niños y adultos. Tan sólo son necesarios tres pasos para su correcta utilización: colocar, empujar y tirar.

Otra ventaja adicional es su facilidad de almacenamiento, ya que es ligero y no necesita ninguna fuente de alimentación, por lo que puede utilizarse de manera inmediata en cualquier lugar.

No hay comentarios

Dejar respuesta