Las ‘dos Salamancas’ se enfrentan en Gran Vía por la situación catalana

Un grupo de más de cien personas a favor de los presos políticos y el derecho a la autodeterminación y decenas de personas de extrema derecha se enfrentaron con cánticos en la Gran Vía separados por un cordón policial y el tráfico de la calle

FuenteJavier Vicente
loading...

La concentración convocada en favor del pueblo catalán y los presos políticos para este miércoles en Salamanca se ha convertido finalmente en un enfrentamiento entre los que apoyan la causa y un grupo de extrema derecha divididos por un cordón policial y el tráfico de Gran Vía.

Antes de las 20 horas, cuando se iniciaba la concentración, ya existía cierto enfrentamiento entre los más de cien que acudieron finalmente a la llamada y un solo hombre, ataviado con la bandera de España, que gritaba en favor de la unidad de España, la Policía Nacional y la Guardia Civil.

Sin embargo, entre los cánticos intermitentes de los grupos antifascistas de izquierdas que se unieron por «el pueblo catalán» en los que proclamaban por el «derecho a decidir» o la «libertad de los presos políticos», apareció un grupo de extrema derecha de decenas de miembros que levantaron las voces de ambos bandos.

Estos llegaron a cantar el ‘Cara al sol’ entre los pitidos del grupo de enfrente, siempre divididos por el imparable tráfico y los agentes de la Policía Nacional, numerosos, donde se encontraba a la cabeza el propio comisario, Jesús Esteban Lezáun. También gritaron proclamas nazis o cánticos ofensivos como «presos políticos, cámara de gas», «al pelotón de fusilamiento», «a la cuneta» o «a la ducha» respondidos por otros no menos injuriosos como «vuestra boca en un bordillo».

Así, en un ambiente tenso donde los viandantes también aprovecharon para grabar la situación y para unirse a alguno de los grupos, en algún caso, se leyó un manifiesto mientras la mayor parte del grupo de extrema derecha se retiraba. Este fue en el mismo sentido que los cánticos y en él se habló de «represión en las calles» y de la «permisión de encarcelamiento» o «la impunidad del fascismo», cuyo significado está en que «el Estado está contra la democracia».

Frente a ello se pusieron del lado del «derecho a la autoderminación y la amnistía a los presos políticos». Finalmente, con un «el silencio nos haría cómplices. Libertad, derecho de autodeterminación y amnistía» y el aplauso de los presentes en ese lado de la acera y los cánticos contrarios de los que se encontraban enfrente finalizó esta proclama de las ‘dos Salamancas’.

1 Comentario

  1. Creo que tIenen que rectificar el texto, los que están en la cárcel son políticos, pero no están en ella por serlo, sino por cometer un delito, osea que lo de presos políticos sobra.

Dejar respuesta